‘Sabelazo’ contra la resaca de una bronca histórica en OT

‘Sabelazo’ contra la resaca de una bronca histórica en OT

La gallega fue elegida favorita en una gala que acabó con la expulsión de Carlos Right. Marilia y Marta se juegan ahora su estancia en la Academia.
15 noviembre, 2018
María De Castro
María y Sabela durante su actuación. Foto: Gestmusic.
  • Televisión

‘Sabelazo’ contra la resaca de una bronca histórica en OT

María De Castro
Compartir

Los amantes de la polémica están disfrutando de esta edición de Operación Triunfo tanto como la industria de las uñas de gel del éxito de Rosalía. Hace unas semanas el debate público vino por el fulminante despido de Itziar Castro como profesora de interpretación y por el uso del término mariconez en una canción. La pasada gala las redes se rebelaron ante la posibilidad de que las valoraciones del jurado estuvieran amañadas. Y esta semana no podía ser menos. La tremenda bronca que Noemí Galera lanzó a los concursantes después de que éstos hiciesen una huelga para protestar por la decisión del programa de obligarles a acostarse más tarde para generar más contenido en el canal 24 horas planeaba como una sombra sobre la gala.

No era para menos. La directora de la Academia les lanzó duras acusaciones. “Cuando os vayáis a vuestra casa no os va a ver nadie. Las firmas son un puto espejismo, y ahora vais como si fueseis los Rolling o Lady Gaga”, les espetó Galera en una regañina histórica que duró más de una hora. Algunos vieron esta reprimenda necesaria para bajar a tierra a unos concursantes que se controlan en exceso delante de las cámaras y que no logran conectar con la audiencia. Otros, un intento desesperado del concurso por generar ruido mediático ante la pérdida de audiencia, aunque fuera a costa de jugar con la salud mental de los participantes, que acabaron rompiéndose y se sintieron tratados más como productos como personas.

Las sonrisas forzadas fueron una constante de la noche.

Sea como fuera, muchos encendieron la televisión anoche esperando ver las secuelas del culebrón. Pero, como ya pasó con el despido de Itziar, el talent show sorprendió con un silencio brutal. Como si nada hubiera pasado. Los chicos comenzaron cantando una festiva versión de “Enamorado de la moda juvenil” que contrastaba tanto con su estado anímico que parecía que OT se había convertido en Black Mirror. Las sonrisas forzadas y el optimismo autoimpuesto para no seguir decepcionando a la dirección del programa fueron constantes en una noche que, sin embargo, contó con actuaciones de gran calidad.

Destacó especialmente Julia, con su intimista interpretación de ‘90 minutos’ de India Martínez, por la que muchos tuiteros la coronaron como posible ganadora de OT 2018. También Alba Reche, otra de las favoritas del público, se metió a la audiencia en el bolsillo con su versión de ‘Je Veux’ de la artista francesa Zaz. Menos suerte tuvieron Sabela y María, que acabaron en la cuerda floja tras desafinar ‘I wanna hold your hand’ de los Beatles. Sin embargo, la gallega logró salvarse de la nominación tras ser escogida favorita por el público. Una decisión que fue acogida con entusiasmo por todos los concursantes y que puso el broche a varias semanas de campaña en redes. Muchos fans del programa decidieron organizarse para votarla favorita tras sentir que la dirección de OT estaba intentando echarla, pues siempre recibía canciones más flojas que las de sus compañeros y acababa nominada al margen de su esfuerzo y su interpretación.

La audiencia se rebela contra el relato del programa.

El ‘Sabelazo’ de anoche demostró que la audiencia es capaz de rebelarse contra el relato que trata de construir el programa gala tras gala. Una rebelión que también se materializó en la expulsión de Carlos Right, uno de los pocos chicos que quedaban en el programa y el participante masculino que más contenido extramusical generaba por su posible relación sentimental con Julia. Marilia, a quien se enfrentaba anoche, fue salvada con un ajustado 57% de los votos tras marcarse una emocionante versión de ‘Hasta la raíz’, de Natalia Lafourcade.

Sin embargo, la canaria volvió a ser nominada por tercera semana consecutiva. En la siguiente gala se jugará la expulsión frente a Marta, la otra benjamina de la Academia. Con esta nominación Marta y Marilia demuestran una vez más que son las fieles herederas de ‘Ella Baila Sola’, porque efectivamente, una de ellas se quedará sin compañera de bailes tras la próxima semana. Son dos buenas voces, pero quizás no generan tanto contenido como el programa y la audiencia demandan. Y no podemos olvidar que esto es un concurso musical, sí, pero sobre todo es un producto de entretenimiento.

Como dijo Noemí Galera en la célebre bronca que ya ha pasado a los anales de la historia de OT, “esto es un programa de televisión, porque si queréis estudiar música os vas a un conservatorio”. Veremos cuál de las dos acaba apuntándose a uno antes.


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad