En noviembre se destruyeron 47.000 empleos, más que en otros años