El retiro dorado de los banqueros: las pensiones más millonarias de España

El retiro dorado de los banqueros: las pensiones más millonarias de España

Ángel Corcóstegui, Alfredo Sáenz o Francisco González ingresaron en total más de 260 millones de euros en pensiones tras abandonar sus puestos al frente de la banca.
3 enero, 2019
Luis Casal
  • Empresas

El retiro dorado de los banqueros: las pensiones más millonarias de España

Luis Casal
Compartir

Hace unos días, el expresidente del BBVA Francisco González se despedía de la entidad con una hucha de récord: 79,7 millones de euros congelados en una póliza de seguros este 1 de enero. Se une así a la extensa lista de exdirectivos bancarios con retribuciones de oro, casualmente los mismos que se opusieron a medidas como la subida salarial del convenio con el Banco de España, todo ello mientras sus pensiones (privadas) acumuladas no dejaban de crecer.

A pesar de que en España la mitad de las pensiones se mantienen por debajo del salario mínimo, los banqueros insisten en criticar la “generosidad” del sistema público con una mano mientras con la otra reciben algunas de las cotizaciones más altas del país. En paralelo a su incremento en el sector financiero, el Gobierno de Mariano Rajoy “olvidaba” incluir la subida de las jubilaciones en los Presupuestos de 2018.

Aun así, los casi 80 millones de jubilación de González no se acercan aún a los 108 que se llevó Ángel Corcóstegui del Santander -del que fue el ex consejero delegado y primer vicepresidente- en 2002 o a los casi 90 de Alfredo Sáenz -también del Santander- en 2013. España es el quinto país europeo con mayor número de banqueros millonarios (152), un dato que se refleja en las cifras de sus retiros.

Banco Santander

Es el primer banco de España y el noveno del mundo, y las jubilaciones de sus exdirectivos están a la altura de su cotización. Hasta 2017, cuatro miembros de su consejo de administración acumulaban un total de 124,1 millones de euros en un fondo privado: de ellos, solo el 13% venían directamente de la entidad.

Aunque era difícil superar las alcancías de Corcóstegui y Sáenz, los últimos banqueros en abandonar el barco no han corrido peor suerte. El primero fue Matías Rodríguez Inciarte, que dejó la directiva en noviembre de 2017 con 48,2 millones de euros en el bolsillo. De jubilarse hoy le seguiría la actual presidenta, Ana Patricia Botín, que tiene acumulados 45,9 millones -la pensión más alta no solo del Santander, sino de todos los consejeros del Ibex 35-.

De los que están todavía en el consejo de administración, completan la lista el actual consejero delegado, José Antonio Álvarez, y el vicepresidente ejecutivo, Santiago Bergareche -expresidente de Vocento-, con derechos de cobro acumulados de 16,2 y 14 millones de euros, respectivamente. Cabe mencionar, no obstante, a otros jubilados históricos del Santander como Francisco Luzón (63,6) y José María Amusátegui (43,5), ambos retirados en los últimos cinco años.

Alfredo Sáenz, exvicepresidente del Banco Santander. Foto: Wikimedia.
Alfredo Sáenz, exvicepresidente del Banco Santander. Foto: Wikimedia.

BBVA

Al margen de la pensión de Francisco González (79,7 millones, aunque  medios como El Economista la sitúan en 110), un banquero todavía en activo encabeza la lista de los mejor retribuidos del BBVA: José Ignacio Goirigolzarri recibió un total de 68,7 millones de euros a su salida del segundo banco de España. Su pensión pactada se dedujo a partir del tiempo en que ejerció como consejero delegado (2001-2009), a 8,6 por año. Actualmente ejerce como presidente de Bankia, propuesto por Rodrigo Rato.

De los que hoy en día forman las filas del consejo de administración, dos miembros tienen pactadas pensiones de oro una vez digan adiós al banco y alcancen la edad de jubilación. El primero es el actual presidente y ex consejero delegado, Carlos Torres Vila, que acumula un total de 17,5 millones de euros a sus 52 años; le sigue el consejero ejecutivo, José Manuel González-Páramo, con derechos apilados de cerca de un millón de euros. Este último, considerado por la derecha como uno de los economistas más reputados de España, se posicionó en contra de las protestas de los pensionistas al decir que tenían “un componente más político que sustantivo.

Históricamente se les une otro ex consejero delegado, Ángel Cano. El que fuera número dos del BBVA fue descabezado en 2015 por Francisco González, que le pagó un total de 45,2 millones de euros por su retiro tras seis años al frente de la entidad.

Ángel Cano, ex consejero delegado del BBVA. Foto: EP.
Ángel Cano, ex consejero delegado del BBVA. Foto: EP.

La desigualdad salarial en España

Los consejeros del Ibex 35 cobraron en el año 2017 un total de 680.000 euros de media, un 43% más de lo que cobraban tres años antes. En las mismas compañías, por otro lado, los sueldos de los trabajadores apenas subieron un 4%: una brecha salarial que, según Oxfam Intermón, se sitúa actualmente en 112 -esto quiere decir que el que más cobra de media en una empresa se embolsa 112 veces más que el sueldo medio de la entidad-. Si señalamos el sueldo mínimo de las empresas la diferencia es aún mayor: un alto directivo ingresa 207 veces más.

En algunas empresas concretas, las diferencias se vuelven completamente desorbitadas. Atendiendo a los datos de CCOO, la ratio de desigualdad salarial alcanza cotas como los 1.865 de ACS, los 1.477 de CIE Automotive o los 1.188 en Acciona. Al menos una docena de empresas españolas supera el umbral de los 300, pero los que destacan son los bancos. El informe del sindicato es claro al respecto: “El sector financiero español es en el que más crecen los millonarios en sus cúpulas de toda Europa”.


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad