Aguirre resucita en la política madrileña con la elección de Ayuso y Almeida como candidatos