1 de cada 4 inquilinos en Madrid tiene que recortar en comida para poder pagar el alquiler

1 de cada 4 inquilinos en Madrid tiene que recortar en comida para poder pagar el alquiler

El aumento del precio del alquiler, +40% en los últimos cuatro años, obliga a los vecinos a reducir gastos esenciales para hacerles frente
6 febrero, 2019
L. Martín Cortés
Foto: Flickr

1 de cada 4 inquilinos en Madrid tiene que recortar en comida para poder pagar el alquiler

L. Martín Cortés
Compartir

El 25% de las personas que viven de alquiler en Madrid tienen que recortar en comida para poder costearse el piso. En un porcentaje mucho más alto, también tienen que prescindir de su ocio (73%), vacaciones (67%) y hobbies (64%). Es uno de los resultados de la encuesta de Sondea para Idealista, que refleja también que los madrileños en alquiler también recortan en el coche (22%) y telecomunicaciones (22%) para pagar la renta. El sondeo evidencia el creciente problema que está significando el importante aumento de estos precios en la vivienda, que han subido casi un 40% en los últimos cuatro años en la ciudad, según datos de Idealista

Este aumento de los precios en alquiler pone sobre la mesa para muchos vecinos la posibilidad de abandonar la capital si la tendencia continúa: tres de cada cuatro inquilinos (74%) se plantearían irse de Madrid y vivir en zonas más baratas de la periferia en ese caso. Entre ellas, la del sur es la que más interesa: el 40% de los encuestados la tiene como primera opción. Después irían la zona norte (36%), el noreste (28%), el Corredor del Henares (22%) y la zona Este (18%).

Los vecinos abandonarían la gran ciudad por distintos factores, pero los primeros son el dinero (58%) y la posibilidad de asentarse en zonas más tranquilas (45%) de la capital. Estar cerca del trabajo es un factor importante en la decisión para uno de cada cuatro encuestados (25%), como lo es el de la proximidad con la familia (24%) a la hora de tomar una decisión de este tipo. Según el jefe de estudios de Idealista, Fernando Encinar, “comienza a barruntarse un nuevo éxodo hacia la periferia de la ciudad”.

Para que bajen los precios, una gran mayoría de los encuestados (el 75%) tiene clara la medida a tomar: más vivienda publica. Los inquilinos también piensan, de forma abrumadora (78%), que el parque actual de vivienda de la administración no es suficiente, siendo este el 2% del total en la ciudad.


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad