Anticapitalistas vuelve a inscribirse como partido y se enfrenta a Podemos tras la salida de Isa Serra

Anticapitalistas vuelve a inscribirse como partido y se enfrenta a Podemos tras la salida de Isa Serra

La 'tercera familia' de la formación en Madrid dice adiós a Iglesias en uno de sus peores momentos, en baja por paternidad y ante la cuesta de un proceso electoral que se espera amargo
6 marzo, 2019
Lucas Cortés
La exmilitante de Anticapitalistas y actual candidata de Podemos a la Comunidad de Madrid, Isabel Serra.
  • Elecciones autonómicas

Anticapitalistas vuelve a inscribirse como partido y se enfrenta a Podemos tras la salida de Isa Serra

Lucas Cortés
Compartir

Continúa la descomposición madrileña de Podemos. Si hace unos meses la formación morada se vio forzada a decir adiós a su candidato y mejor baza para las elecciones, Íñigo Errejón, ahora tendrá que afrontar la pérdida de una de sus principales familias, al menos en la Comunidad de Madrid. Es el caso de Anticapitalistas -antiguamente Izquierda Anticapitalista-, que ha vuelto a constituirse como partido y se presentará a las elecciones municipales y autonómicas.

El que fuera uno de los pilares fundadores del partido ha dicho adiós a Iglesias en uno de sus peores momentos, en baja por paternidad y ante la cuesta de un proceso electoral que se espera amargo para la formación morada. Lo hace además en un contexto muy concreto, con la diputada Isabel Serra -antigua cara visible de Anticapitalistas- elegida candidata de Podemos a la Comunidad y la negativa del partido a enfrentarse a Manuela Carmena en la carrera por el Ayuntamiento de Madrid. Según ha adelantado eldiario.es, la indecisión de los morados ha sido decisiva.

«El colapso de Podemos en Madrid nos ha hecho tomar ciertas decisiones», aseguran desde el partido.

Anticapitalistas siempre ha sido considerada la ‘tercera familia’ dentro de Podemos, con sus caras visibles -Miguel Urbán y Teresa Rodríguez- defenestradas tras Vistalegre I y su exposición en Madrid cada vez más venida a menos. Cinco años después de aquel Congreso, en el que Iglesias tomó los cielos “por asalto”, las fichas del tablero han cambiado radicalmente, tanto en cuanto a nombres y alianzas como a modelos de organización, y Anticapitalistas siempre han estado en el lado perdedor. Su despegue de la formación morada empezó hace menos de un año, pero consiguió llevarse por delante la baja de Isabel Serra y la dimisión de Lorena Ruiz-Huerta, antigua militante anticapi y portavoz de Podemos en la Asamblea. Madrid, nuevamente, volvía a ser el epicentro de las pugnas internas.

Hoy se repite la historia de aquel Vistalegre e Iglesias vuelve a «marginar» a sus antiguos camaradas, o así lo aseguran desde Anticapitalistas. «Siempre hemos sido un espacio autónomo e independiente, pero el colapso de Podemos en Madrid nos ha hecho tomar ciertas decisiones«, declara el partido, que se enfrentará a dos bandas a Errejón y Serra en la Comunidad y a Manuela Carmena en el Ayuntamiento, esta vez con el apoyo de IU. Frente a estos tres presenta dos nombres también conocidos: la concejala Rommy Arce, opositoria interna a la gestión del Consistorio, y el diputado autonómico Raúl Camargo, que siempre ha apostado por superar el proyecto de Podemos como herramienta.

Rommy Arce y Raúl Camargo. Foto: Anticapitalistas.
Los líderes de Anticapitalistas Madrid, Rommy Arce y Raúl Camargo. Foto: Anticapitalistas. Foto: Anticapitalistas.

La Batalla por Cibeles

De momento, la escisión madrileña de Anticapitalistas se aliará con IU Madrid para pelear el espacio de la izquierda en el Ayuntamiento de la capital bajo un alto riesgo: no optar a escaño y «robarle» votos a Manuela Carmena, que se encuentra en un momento crítico de oposición a las tres derechas. La lista, aunque todavía no ha sido aprobada, contará con miembros de las dos formaciones y de la Bancada Municipalista, miembros de Ahora Madrid descontentos con la gestión municipal desde 2015.

No se les sumará Podemos, que ya ha dejado claro que no quiere competir con Manuela Carmena. Tras la ruptura de Errejón y el (fallido) pulso con la alcaldesa por incluir al exJemad Julio Rodríguez en las listas municipales, Iglesias decidió separarse de los comicios, aunque sí competirán con Más Madrid en las autonómicas. En lo que respecta a Anticapitalistas, habrá que ver si se presentan por separado u optan por vincularse a Podemos e IU, que ya han pactado concurrir juntos.

Aprovechan la ausencia de Iglesias

Otra de las razones que ha influido en la decisión de los anticapis ha sido la influencia de la dirección estatal en Madrid, sobre todo después de la dimisión del secretario general regional, Ramón Espinar. El que fuera la mano derecha de Iglesias en Madrid dimitió hace menos de dos meses por desavenencias con la cúpula estatal, igual que Anticapitalistas, y en respuesta a al despegue de Íñigo Errejón. Los tres casos tienen un denominador común: la baja de Pablo Iglesias al frente del partido.

El actual secretario general lleva ya tres meses fuera de la vida política -no se reincorporará hasta el 23 de marzo-, y su ausencia en la formación más personalista de la escena española ha sido decisiva. Después de liderar el partido con mano de hierro durante años, Iglesias prepara ya su relevo en Irene Montero, que ha tomado el testigo y alude por primera vez a la posible sucesión de los mandos: “La próxima persona que ocupe la secretaría general de Podemos va a ser una mujer«, aseguraba la semana pasada en TVE.

La gestión de Montero ante esta nueva crisis será el primer ensayo de su posible escalada a la Secretaría General de Podemos, que se producirá cuando Iglesias dé un paso atrás. Esto podría ocurrir más pronto que tarde, en la III Asamblea Ciudadana (2020), si bien el político eliminó la limitación de mandato en el último congreso. El tiempo que reste hasta la Asamblea será crucial para Podemos, que tendrá que luchar por regenerarse con lo que quede de él en esas fechas.


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad