El PSOE no señalará a un candidato para Madrid hasta que lo haga el PP

El PSOE no señalará a un candidato para Madrid hasta que lo haga el PP

Tras descartar una listas de posibles, los socialistas madrileños no señalarán a un cabeza de lista hasta que todas las candidaturas municipales estén cerradas.
9 enero, 2019
L. Martín Cortés
Ayuntamiento de Madrid. Foto: Wikimedia.
  • Elecciones municipales

El PSOE no señalará a un candidato para Madrid hasta que lo haga el PP

L. Martín Cortés
Compartir

El PSOE no tiene prisa para elegir a su candidato a la Alcaldía de Madrid. Sin expectativas de liderar el bloque de izquierdas, los socialistas han decidido esperar a que el PP desvele su lista y, entonces, debatir sobre quién liderará la candidatura en las elecciones del 26 de mayo.

Y es que encontrar un candidato -o candidata- de peso para la capital no es tarea fácil. Madrid es la ciudad de España más influida por las dinámicas nacionales y la carta de presentación ante unos posibles comicios generales, pero ante todo es un dolor de muelas para Pedro Sánchez. Asaltar Cibeles se ha vuelto una empresa cada vez más complicada para los socialistas: no gobiernan desde 1989 y ahora tienen que hacer frente a Manuela Carmena, convertida en símbolo de la izquierda y principal predicadora del bloque progresista aun a pesar de las batallas internas.

La actual alcaldesa es la principal rival de los socialistas, en busca y captura de un candidato que pueda hacerle frente y evitar la caída que le auguran las predicciones. Por el momento no han tenido éxito, y en su historial cosechan ya varios aspirantes de altura que han rechazado la oferta: Cristina Narbona, Margarita Robles, Fernando Grande-Marlaska y recientemente Alfredo Pérez Rubalcaba han sido los últimos en desmarcarse.

Con los sondeos situándolos como cuarta fuerza y ante la perspectiva de servir solo como muleta de Carmena, el pulso de Pedro Sánchez con Pablo Casado para ver quién tarda más en decidirse llegará a su fin este domingo, fecha en el que el PP desvelará sus candidatos para el Ayuntamiento y la Comunidad. Este último tendrá que lidiar con el equipo de Ángel Gabilondo, que ganó en el mes de junio las primarias para las elecciones autonómicas. Pero las municipales son harina de otro costal.

Esperar

“Esperar” es el mantra que se repite entre las filas del PSOE madrileño: esperar, concretamente, a que el PP muestre sus cartas. Fuentes del partido aseguran que la última decisión depende del candidato conservador, de su perfil ideológico y, sobre todo, de si se cuenta entre los afines a Pablo Casado o entre las familias más centristas. Hasta entonces solo queda lo propio: esperar.

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, aseguró este martes que “Madrid está por definir” y que se elegirá a una candidatura “con ambición y peso político”, aunque fuentes internas del partido en la capital no lo tienen tan claro. Según el propio ministro, en febrero se abrirá el proceso de primarias con los nombres definitivos, entre ellos el del candidato o candidata oficialista.

Proyección de voto en las elecciones municipales de Madrid. Fuente: Electomanía.
Proyección de voto en las elecciones municipales de Madrid. Fuente: Electomanía.

La encrucijada del PP

Hasta el momento no hay ningún indicio de quién liderará al PP madrileño en mayo, y no será porque Almeida y Garrido -máximos representantes en la ciudad y la Comunidad- no hayan pedido que se decida cuanto antes. La corta trayectoria de Pablo Casado al frente del partido se encuentra ahora con su primera encrucijada: si hace dos meses la prioridad era encontrar a alguien que pudiese competir con Ciudadanos, con las elecciones andaluzas ha emergido también el fantasma de Vox, que espera grandes cosas de Madrid.

Al final, Casado ha acertado, también, en esperar al momento oportuno, aunque no hay error que valga en una región tan importante, tan hegemónica y -últimamente- tan dañada por la imagen del PP, todavía resentido por la dimisión de Cristina Cifuentes. En el peor escenario posible, no gobernar ni Comunidad ni Ayuntamiento sería desastroso para los intereses del partido, que no cuenta con ningún nombre de altura que pueda competir con Manuela Carmena ni Ángel Garrido, favoritos en las elecciones.

Hasta el momento no hay unidad en el PP sobre cómo enfrentarse a los comicios. Mientras que un entorno defiende presentar candidatos de “la línea dura” para contrarrestar el fenómeno de Vox, otros sectores optan por perfiles más “progresistas” dentro del partido para evitar el trasvase de votos a Ciudadanos y poder pactar con ellos, que aparecen como segunda fuerza en algunas encuestas.


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad