Díaz Ayuso usa ‘fake news’ para comparar la pena de Cifuentes con la de la asesina del niño Gabriel

Díaz Ayuso usa ‘fake news’ para comparar la pena de Cifuentes con la de la asesina del niño Gabriel

La candidata del PP a la Comunidad afirma que la Fiscalía pide más pena para Cifuentes que para Ana Julia Quezada, lo cual es falso
27 febrero, 2019
L. Martín Cortés
La candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Foto: PP.
  • Judicial

Díaz Ayuso usa ‘fake news’ para comparar la pena de Cifuentes con la de la asesina del niño Gabriel

L. Martín Cortés
Compartir

La candidata a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha roto la ley del silencio del PP de Madrid para pronunciarse sobre la petición de prisión de la Fiscalía para la expresidenta de la Comunidad y amiga personal de Ayuso, Cristina Cifuentes, por su papel en el conocido como caso Máster. La candidata del partido a las elecciones autonómicas comparó la acusación, que pide tres años y tres meses de cárcel, con la de la asesina del niño Gabriel, Ana Julia Quezada.

“Me sorprende que para la asesina del niño Gabriel la Fiscalía pida tres años de prisión y para Cifuentes tres años y tres meses”, ha dicho en un desayuno organizado por el Club Siglo XXI. La comparación para denunciar “el linchamiento injustificable” a la expresidenta es mentira, ya que para la asesina la Fiscalía reclama prisión permanente revisable. Es la defensa de la acusada, no los fiscales, quien pide tres años

La historia de Díaz Ayuso al frente del PP, y concretamente su amistad con Cifuentes, se remonta a la Consejería de Presidencia de Esperanza Aguirre, donde trabajaron codo con codo durante años. Con una amplia trayectoria interna que ya hemos relatado en otras ocasiones, la actual candidata ha optado por desbandarse del manto de silencio popular y cerrar filas en torno a la expresidenta desde el primer momento: “Nadie ha sufrido un linchamiento política y personal como el que está soportando Cifuentes”, señaló en su perfil de Twitter.

En contraposición con la candidata, desde el PP se ha tratado de eludir el tema desde hace meses por ser un “tema privado” de Cifuentes, a la que definen como “una militante de base”. Lo cierto es que puede que esta situación no dure mucho, ya que la Mesa de la Asamblea de Madrid está debatiendo en la actualidad si la antigua líder madrileña debe o no comparecer ante la Comisión de Investigación de Universidades, barajando el próximo 6 de marzo como cita. Veremos entonces qué posición toma el actual partido gobernante.

El relato de la Fiscalía

Según el escrito de la Fiscalía, Cifuentes se puso en contacto con su asesora María Teresa Feito para hacer “las gestiones oportunas” de blanqueo sobre las informaciones del caso Máster que estaban aquejando a la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid y “con el fin de resolver la crisis que la noticia había provocado”. Entre las dos apareció la figura del catedrático Álvarez Conde, director del IDP, que se encargó de confeccionar un acta falsa “a sabiendas de que Cristina Cifuentes no había superado todas las asignaturas”.

Una vez redactado el documento, que tenía “apariencia de verosimilitud”, la presidenta lo utilizó de cara a los medios de comunicación y la Asamblea de Madrid como “prueba” de que había cursado el máster. Tras la rueda de prensa, la profesora Cecilia Rosado habría hablado con Álvarez Conde para redactar una nueva acta falsa en la que figurase la defensa del TFM el 2 de julio de 2012. El Tribunal, según figuraba en ese documento, estaría conformado por la acusada Cecilia Rosado -Secretaria-, Clara Souto-Vocal- y Alicia López de los Mozos -como presidente-.

Por temor a las represalias de Álvarez Conde, Rosado accedió a falsificar las firmas de las otras docentes y los procesos de envío de email. Creó una dirección de correo falsa a nombre del catedrático para enviar desde ella el acta al rector de la Universidad, Javier Ramos, y que pareciese que era el propio catedrático quien enviaba el documento. Ramos, dice el fiscal, ignoraba las falsificaciones.

En lo que respecta a Feito, su influencia no se quedó en el primer paso de la falsificación. La asesora regional, asegura el fiscal, llamó de forma “insistente” y “agobiante” al teléfono personal de Rosado hasta  21 veces asegurándole que, de no arreglar la situación, “Cristina Cifuentes les iba a cortar la cabeza”.


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad