Nuevos documentos señalan a Aguirre como principal beneficiaria de la caja B del PP en Madrid

Nuevos documentos señalan a Aguirre como principal beneficiaria de la caja B del PP en Madrid

Decenas de facturas camufladas para una empresa de publicidad señalan a Aguirre como principal beneficiaria de la financiación ilegal de las campañas electorales de 2011
26 febrero, 2019
Arturo Tena
Esperanza Aguirre, durante un mitín en la campaña de las elecciones autonómicas de 2011. Foto: Flickr.
  • Corrupción

Nuevos documentos señalan a Aguirre como principal beneficiaria de la caja B del PP en Madrid

Arturo Tena
Compartir

Nueva información sobre la caja B del Partido Popular en Madrid pone en el foco de la finaciación ilegal a Esperanza Aguirre. El nombre de la expresidenta de la Comunidad de Madrid, a través de su campaña electoral de 2011, aparece varias veces en las facturas de la agencia de publicidad que utilizaba el PP para sobrepasar el límite de gasto para los comicios. Según los documentos de la Guardia Civil del caso Púnica que ha publicado hoy El Confidencial y las teorías policiales publicadas, la empresa El Laboratorio de Almagro SL era utilizada para pagar servicios inexistentes que luego se desviaban a los proveedores de la campaña de Aguirre para que no se incluyesen como gastos de campaña y así sortear el techo permitido.

El Laboratorio habría sido uno de los principales centros de operaciones de la caja B del PP y llegó a gestionar numerosos trabajos y la propia agenda oficial de Aguirre. Los documentos que señalan como principal beneficiaría a la exlíder del PP madrileño serían realmente numerosos: esta empresa gestionó todo tipo de actos, campañas publicitarias, vídeos, cuñas de radio… con el nombre de Esperanza Aguirre siempre presente. Hasta 11 proyectos publicitarios hechos con dinero público, por ejemplo, para supuestamente divulgar el uso del metro se facturaron a través de El Laboratorio.

Las dos cuentas bancarias que podía gestionar Aguirre

El diario Infolibre también revela que Aguirre aparece directamente como autorizada, es decir, con la posibilidad de gestionar y hacer modificaciones, de dos cuentas que el PP también utilizó para gastos electoral a través de El Laboratorio y otras empresas que servían para los mismos objetivos: camuflar gastos con fecha anterior que en realidad servían para la campaña. Una cuenta era del partido y la otra, de la fundación Fundescam, de la que sus responsables están imputados. 

Estas nuevas revelaciones filtradas significaría otro gran paquete de documentación para la Audiencia Nacional que se añade a la ya conocida hace unas semanas: otros informes recientes de la Unidad Central Operativa (UCO) calcularon que el PP se gastó el doble de su campaña electoral de 2011 en las municipales y autonómicas a través de varias empresas. Los 2, 9 millones declarados a la Cámara de Cuentas para esos comicios serían en realidad más de 6 realmente gastados a través de esas empresas ad hoc que utilizaba el Partido Popular en Madrid.

Mientras estas revelaciones se van acumulando en la Audiencia Nacional, Esperanza Aguirre no ha sido aún imputada por ninguna de estas revelaciones en el marco del caso Púnica, que en realidad se trata de un continuación de la trama Gürtel. El pasado 12 de febrero, Izquierda Unida anunciaba que iba a solicitar que la expresidenta se sentara en el banquillo por el primer informe de la UCO sobre la financiación ilegal. La Guardia Civil ya concluyó en diciembre que el Gobierno de Aguirre amañó estos contratos y que el sistema venía desde 2003.


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad