Ediles de Cs denuncian que compraron su puesto en las listas de 2015

Ediles de Cs denuncian que compraron su puesto en las listas de 2015

Dos concejales de Alcobendas y Arromolinos admiten que abonaron de su bolsillo gastos electorales del partido en sus municipios
10 abril, 2019
La Mirada Común
Los concejales de Ciudadanos Juan José González y Horacio Rico
  • Municipalismo

Ediles de Cs denuncian que compraron su puesto en las listas de 2015

La Mirada Común
Compartir

Concejales de Ciudadanos y antiguos miembros del partido denuncian que, en algunos municipios de la Comunidad de Madrid, los candidatos que se presentaron a las elecciones de 2015 consiguieron su puesto en las listas pagando por él, tanto a tocateja como financiando la campaña. Las cantidades variaban en función de la posición y del censo de población y costeaban directamente gastos electorales del partido.

Según ha informado hoy El Mundo, los ediles Horacio Rico, de Alcobendas, y Juan José González, de Arroyomolinos, que explican que abonaron de sus bolsillos 2.500 y 600 euros, respectivamente, por concurrir como número uno y número seis de sus candidaturas. Otros dos ex militantes de la formación ‘naranja’ de Navalcarnero y Fuenlabrada, José Felipe Garrido y Sergio Blázquez, aseguran que en ambas sedes también se expuso tal posibilidad a sugerencia de la dirección regional de la formación naranja, si bien en el primer caso no llegó a aplicarse y en el segundo el antiguo afiliado no sabe si se hizo o no porque fue expulsado antes de la cita con las urnas por denunciar, según su testimonio, que ésta era “una práctica ilegal”.

Por parte de Ciudadanos, sin embargo, aseguran que la campaña municipal de 2015 “se financió estrictamente dentro de los márgenes que establece la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg)”. Se escudan en el Tribunal de Cuentas, organismo independiente, quien asegura que no existe “infracción alguna sancionable”. Según continúa El Mundo, ciertos documentos con el membrete oficial de dos agrupaciones madrileñas de la formación naranja, la de Arroyomolinos y la de Móstoles, arrojan las características de este sistema de pago por ocupar un puesto determinado en las listas de las elecciones de 2015 y las cantidades a abonar. En ambos casos se explicaba literalmente y de forma calcada que las aportaciones serían “a fondo perdido en el caso de obtener el acta de concejal”, mientras que los que no entraran en el Ayuntamiento tendrían derecho a que les devolviesen el dinero los que sí habían logrado un cargo “en una prorrata de 36 meses”, es decir, en varias cuotas a lo largo de tres años.


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad