La guerra del taxi: el Ayuntamiento de Madrid se ofrece a regular los VTC

La guerra del taxi: el Ayuntamiento de Madrid se ofrece a regular los VTC

Mientras la huelga y las concentraciones del sector del taxi continúan, el Gobierno de Manuela Carmena asegura estar dispuesto a asumir el problema de la precontratación, principal escollo en la negociación con la Comunidad.
22 enero, 2019
Arturo Tena
Taxi en Madrid. Foto: Ricardo Rubio (EP).
  • Trabajo

La guerra del taxi: el Ayuntamiento de Madrid se ofrece a regular los VTC

Arturo Tena
Compartir

El ya largo conflicto entre los taxis y Uber y Cabify en Madrid está en uno de sus momentos más tensos. Con los taxistas en pie de guerra desde hace semanas y con su huelga total sin visos de acabar, las negociaciones para regular el servicio entre los sectores y las administraciones se están intensificando. El Ayuntamiento de la ciudad se ha mostrado hoy dispuesto a limitar la presencia de los Vehículos de Turismo con Conductor (VTC) tras la propuesta de la Comunidad de Madrid, responsable principal del sector, de derivar las competencias de precontratación a los municipios. 

En el borrador para la modificación del Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres que ha presentado la Comunidad a los representantes del taxi, y al que ha tenido acceso La Mirada Común, se especifica que “los requisitos” para los tiempos del precontrato de Uber y Cabify los “establezcan los distintos municipios mediante su normativa propia a los efectos de mejorar la movilidad interior de viajeros dentro de sus términos municipales”. Los taxistas piden que para tener servicio de Uber o Cabify haya que pedirlo con seis o doce horas de antelación. Además, el texto prevé que haya que solicitar una licencia al Ayuntamiento para tener servicio.

El ofrecimiento del Ayuntamiento

Hoy la delegada del Área de Movilidad y Medioambiente del consistorio municipal, Inés Sabanés, ha explicado ante los medios que, si la Comunidad le da al Ayuntamiento “base legal y seguridad jurídica”, el Gobierno municipal asumiría la responsabilidad de acometer los cambios necesarios. Tras una reunión con las asociaciones del taxi esta tarde, el Gobierno de Manuela Carmena se ofrece, según fuentes municipales, a “mediar y crear un grupo de trabajo y buscar soluciones conjuntamente” con el sector y la Comunidad.

Ábalos dejó claro que la transferencia de competencias prevista por esa ley “es autonómica”

Sabanés ha recordado, sin embargo, que las administraciones no han sido capaces “de que se cumpla la ley, que fija ya la proporción de 1/30 de taxi por VTC“, pero también ha culpado a la Comunidad de tener esas competencias para actuar, pero saltarse “su propia responsabilidad”La concejala de Ahora Madrid ha asegurado que para poder regular en el municipio necesitan primero que la región proporcione un “marco” a nivel ” legal” y en el “funcionamiento del servicio, contratación o condiciones”.

Concha Guardado, representante de Élite Taxi, asegura que las entidades locales ya podrían actuar según el reciente Real Decreto-ley 13/2018 de ámbito estatal que prevé la intervención “de aquellas entidades locales que así lo soliciten”. El Gobierno de España, sin embargo, dejó claro en palabras del ministro Ábalos que la transferencia de competencias prevista por esa ley “es autonómica”.

Las negociaciones, encalladas en la precontratación

En este equilibrio de declaraciones, competencias y responsabilidades públicas, los taxistas ayer declararon haber roto la negociación con la Comunidad tra una reunión que Guardado califica de “pantomima“. Hoy, algunos representantes del taxi han rebajado el tono; la Federación Profesional del Taxi de Madrid ha asegurado, en declaraciones recogidas por Europa Press, que están abiertos “a escuchar las propuestas del Gobierno autonómico con el objetivo de llegar a un acuerdo“.

El presidente autonómico ha asegurado hoy que no legislarán “para acabar con un sector” como el de los VTC

Por su parte, el Gobierno de Ángel Garrido ha declarado que está dispuestos a volver a reunirse “cuantas veces sea necesario”, según el vicepresidente Pedro Rollán. El escollo parece seguir siendo el punto caliente de la precontratación, en el que Garrido ha anunciado que no cederá. El presidente autonómico ha asegurado hoy que no legislarán “para acabar con un sector” como el de los VTC. El principal temor de la Comunidad en este asunto parece ser, tal y como informa El Confidencial, el riesgo de tener que pagar miles de millones en indemnizaciones a los dueños de las licencias VTC si se ponen estas condiciones en los precontratos.

Eduardo Martín, presidente de Unauto VTC, asegura que los VTC están dispuestos a negociar, pero ha recalcado que la condición de la precontratación es “estúpida” porque es como si alguien quisiese ver una película en Netflix y “tuviera que descargar una película y esperar una hora o dos horas para poder verla“.

Nerviosismo por la celebración de FITUR

Mañana se celebra además el primer día oficial del FITUR, la Feria de Turismo más importante de España. Tanto el Gobierno estatal como los empresarios madrileños (CEIM) están preocupados por la huelga del taxi para un evento en el se producirán muchos desplazamientos hacia el recinto ferial IFEMA, en Campo de las Naciones.  La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha mostrado preocupación esta mañana en TVE por un posible “bloque de la ciudad”  pero asegura que el Gobierno , no ha “escurrido el bulto”, y que “ya hizo lo que tenía que hacer en su momento” en referencia al Real Decreto-ley 13/2018.

Las organizaciones del taxi aceptan la mediación de CEIMA, que se ha ofrecido a sentarse a hablar con Comunidad y taxistas, pero los representantes aseguran que se concentrarán en la Feria porque es su “principal arma” para que sus reivindicaciones sigan teniendo espacio.”No vamos a parar: hay compañeros que tienen a sus padres hipotecados por su taxi“, asegura Guardado.


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad