La contaminación en Madrid aumenta el doble en la Comunidad que en la capital

La contaminación en Madrid aumenta el doble en la Comunidad que en la capital

Se debe principalmente a Madrid Central, que ha logrado reducir el tráfico y las emisiones contaminantes en tan solo unos meses desde su aplicación
10 abril, 2019
Laura M. Coronel
Boina de contaminación sobre Madrid.
  • Medio Ambiente

La contaminación en Madrid aumenta el doble en la Comunidad que en la capital

Laura M. Coronel
Compartir

Cuanto más sequía, más aumenta la contaminación, y marzo ha sido un día nefasto a la hora de hablar de lluvia. La polución emitida en la Comunidad de Madrid ha incrementado con respecto al mes de marzo de 2018 -dos días de lluvia frente a los 21 del año pasado-, arrojando así nuevos datos sobre la utilidad medioambiental de Madrid Central: mientras que el Ayuntamiento de Manuela Carmena ha retenido el dióxido de nitrógeno (NO2) en un 24%, mientras que el Gobierno del PP en la Comunidad lo ha aumentado en casi el doble (41%).

Desde Ecologistas en Acción defienden la labor de Madrid Central, la medida urbanística estrella de Carmena tan criticada por la derecha, y aseguran que ha ayudado a “controlar” la ciudad, reducir el tráfico y recortar las emisiones en un mes nefasto para el medioambiente. Juan Bárcena, portavoz del Área de Contaminación Atmosférica de la ONG, recalca que solo con el cierre de la almendra central capitalina se ha conseguido bajar el NO2 en hasta tres estaciones lejanas al área de las restricciones, algo impensable hace un año. Para el activista, “Madrid Central está funcionando para bajar la contaminación”.

Las mediciones de la red de control de partículas contaminantes -formada por 24 estaciones en la capital y otras 23 repartidas por el resto de la región- parece que le da la razón. Las estaciones donde más suben los niveles de NO2 son las de la Comunidad, las más alejadas de Madrid Central. Lidera Alcorcón (aumento del 119%) y le siguen Móstoles (107%); Valdemoro (92%); y Leganés (90%). Ni rastro del denominado efecto frontera (que traslada los perjuicios del tráfico rodado a las áreas limítrofes a una zona donde se realizan restricciones o controles de acceso). En la capital, el mayor crecimiento lo registra Casa de Campo (100%). También experimentan un notable aumento las mediciones Plaza Elíptica (61%), Villaverde (54%), Urbanización Embajada, en Barajas (un 42%), y Ensanche de Vallecas (34%).

“Estos datos muestran que la política de movilidad del Ayuntamiento funciona y que hay que seguir tomando medidas para proteger la salud pública”, dice Inés Sabanés, delegada de Medioambiente del Consistorio. “A pesar de estar ante el mes de marzo más seco de la década, en Madrid la evolución es mejor que en la Comunidad, especialmente en el centro por Madrid Central”, continúa Sabanés que recuerda que la capital recibe un millón de coches al día de municipios limítrofes: “Hay que tomar medidas también en la corona metropolitana”.


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad