La Fiscalía pide tres años de cárcel para Cifuentes por el caso Máster

La Fiscalía pide tres años de cárcel para Cifuentes por el caso Máster

La considera inductora de la falsificación del acta "a sabiendas" de que acreditaba una defensa de su Trabajo de Fin de Máster, que "jamás se produjo"
26 febrero, 2019
Luis Casal
Cristina Cifuentes compareciendo por su máster.
  • Corrupción

La Fiscalía pide tres años de cárcel para Cifuentes por el caso Máster

Luis Casal
Compartir

La Fiscalía de Madrid pide tres años y tres meses de cárcel para la expresidenta de la comunidad de Madrid Cristina Cifuentes por un delito de falsedad en documento oficial. El Ministerio Público la considera inductora de la falsificación del acta «a sabiendas» de que su Trabajo de Fin de Máster (TFM) no existía. Según el juzgado, la defensa de ese trabajo «que jamás se produjo» y que exhibió en varios medios y redes sociales «para evitar las nefastas consecuencias políticas a las que debería enfrentarse».

El fiscal apunta a la profesora Cecilia Rosado como autora de la falsificación del acta y pide para ella 21 meses de prisión, esto es, una pena inferior a la de la ex presidenta madrileña porque reconoció los hechos y colaboró en la investigación. Del mismo modo imputa a Enrique Álvarez Conde, responsable del Instituto de Derecho Público (IDP), de ser coautor indirecto del delito y le reclama tres años y nueve meses de prisión mientras que a ex asesora de la Comunidad María Teresa Feito solicita otros tres años y tres meses de prisión.

El proceso de falsificación

Según el escrito de la Fiscalía, Cifuentes se puso en contacto con Feito para hacer «las gestiones oportunas» de blanqueo sobre las informaciones del caso Máster que estaban aquejando a la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid y «con el fin de resolver la crisis que la noticia había provocado». Entre las dos apareció la figura del catedrático Álvarez Conde, director del IDP, que se encargó de confeccionar un acta falsa «a sabiendas de que Cristina Cifuentes no había superado todas las asignaturas».

Una vez redactado el documento, que tenía «apariencia de verosimilitud», la presidenta lo utilizó de cara a los medios de comunicación y la Asamblea de Madrid como «prueba» de que había cursado el máster. Tras la rueda de prensa, la profesora Cecilia Rosado habría hablado con Álvarez Conde para redactar una nueva acta falsa en la que figurase la defensa del TFM el 2 de julio de 2012. El Tribunal, según figuraba en ese documento, estaría conformado por la acusada Cecilia Rosado -Secretaria-, Clara Souto-Vocal- y Alicia López de los Mozos -como presidente-.

Por temor a las represalias de Álvarez Conde, Rosado accedió a falsificar las firmas de las otras docentes y los procesos de envío de email. Creó una dirección de correo falsa a nombre del catedrático para enviar desde ella el acta al rector de la Universidad, Javier Ramos, y que pareciese que era el propio catedrático quien enviaba el documento. Ramos, dice el fiscal, ignoraba las falsificaciones.

En lo que respecta a Feito, su influencia no se quedó en el primer paso de la falsificación. La asesora regional, asegura el fiscal, llamó de forma «insistente» y «agobiante» al teléfono personal de Rosado hasta  21 veces asegurándole que, de no arreglar la situación, «Cristina Cifuentes les iba a cortar la cabeza».


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad