La vida en ‘Las Colmenas’, un pueblo dentro de Madrid

La vida en ‘Las Colmenas’, un pueblo dentro de Madrid

Junto a la M-30 se alzan unos peculiares bloques de viviendas que acogen a más de 20.000 vecinos. Estos inmuebles -promovidos por el arquitecto predilecto del franquismo- se han convertido en un importante símbolo cinematográfico de la ciudad
16 marzo, 2019
María De Castro
  • Municipalismo

La vida en ‘Las Colmenas’, un pueblo dentro de Madrid

María De Castro
Compartir

Existe un lugar en Madrid capaz de atraer por igual a figuras como C. Tangana, Almodóvar y los integrantes del grupo punk Boikot. Un rincón alejado del centro, que no aparece en ninguna guía turística y que, sin embargo, se ha convertido en un icono de la capital. Se trata de ‘Las Colmenas’, los diez bloques de edificios del Barrio de la Concepción popularmente conocidos así por formar una especie de panal gigante que se eleva, aplastante, hacia el cielo madrileño.

Más de 20.000 personas viven en este complejo urbanístico que se alza a una orilla de la M-30 y está conformado por pequeñas viviendas ideadas en los años 50 por José Banus, el arquitecto franquista que promovió la construcción del Valle de los Caídos. Los edificios se construyeron pensando en dar alojamiento a los trabajadores de origen humilde que, en esa época, llegaron a la capital desde diversos puntos de la geografía española en busca de oportunidades laborales.

‘Las Colmenas’ son un ejemplo de que el urbanismo tiene ideología. Para comprobarlo basta con contemplar sus fachadas, que reflejan el urbanismo salvaje de los años de desarrollismo franquista: miles de apartamentos estrechos, homogéneos, destinados a anular la individualidad de sus habitantes. Y sin embargo, el ingenio de los vecinos ha logrado romper la asfixiante monotonía de los edificios. Muchos de ellos han optado por cerrar las terrazas para ganar unos metros de vivienda, algunos las han pintado con mimo y muchos otros se han decantado por poner esos toldos verdes que forman parte del paisaje visual de la España periférica.

Escenario cinematográfico

Y al final, Las Colmenas se han transformado en una especie de organismo vivo, un enjambre que bulle efervescente y que desde hace décadas ha funcionado como un imán que ha atraído a cineastas, músicos y artistas de toda índole dispuestos a rodar entre estas calles para tratar de captar la esencia de la España obrera desde una perspectiva cinematográfica. En estas casas una angustiada Carmen Maura se preguntaba qué había hecho ella para merecer esto en el filme homónimo de Almodóvar y los protagonistas de ‘Colegas’ paladeaban el desencanto y coqueteaban con las drogas en uno de los emblemas del cine quinqui. Este lugar también ha sido escenario de numerosos videoclips y de anuncios de Coca-Cola, la ONCE o Iberdrola.

Pero sus inquilinos se niegan a quedar reducidos a mera anécdota o a que sus hogares se conviertan en una especie de parque temático para hipsters. Muchos llevan literalmente media vida entre esos muros y asisten sorprendidos a la creciente fama del edificio. Otros, como Juan, se sienten orgullosos de formar parte de unas viviendas que han sido testigos privilegiados de algunos de los hitos históricos del pasado siglo: lleva 31 años trabajando como portero en el número 34 del edificio de la calle Virgen de Lourdes y conoce como pocos la idiosincrasia de Las Colmenas.

Bloque de pisos en el barrio de Las Colmenas.

Un pueblo en la ciudad

“Esto es como un pueblo, nos conocemos todos. Pero ha cambiado muchísimo. Las tres primeras plantas de los edificios son para locales comerciales y antes estaba lleno de casas de citas y locales de prostitutas. Había incluso familias que alquilaban habitaciones dentro de sus propias viviendas a parejas que querían pasar unas horas juntos”, rememora este extremeño que llegó con 22 años al barrio instantes antes de afanarse en abrillantar el pomo de la entrada del portal con una gamuza.

La actividad comercial de la zona también espeja los cambios sociales de las últimas décadas. “Antes en esta calle había clubs, una pajarería, un taller de escultura, una tapicería, una tienda de motores, una tienda de taxidermia y un videoclub. Pero llegaron las grandes superficies y se llevaron todo”, lamenta José Sánchez Rodríguez. A sus 69 años este vecino regenta la peluquería Pepe, “el comercio más antiguo del edificio” y uno de los pocos supervivientes a la crisis económica. Junto a su peluquería, los bajos del inmueble de Virgen de Lourdes aparecen repletos de persianas echadas, aunque todavía resisten bastantes bares y han brotado algunos nuevos locales, principalmente comercios de alimentación regentados por vecinos asiáticos y algunas casas de apuestas.

José Sánchez Rodríguez, en su peluquería.

Pisos para amantes de altos cargos franquistas

Al calor del paso de los años, José y Juan han visto desfilar por los edificios a vecinos de lo más variopinto. “Estos apartamentos pertenecían a gente de altos cargos del franquismo, que después los alquilaban. Muchos les ponían un pisito a sus queridas. Aquí vivían mujeres que eran amantes de importantes políticos y de actores”, cuentan enigmáticos. Tal y como explica Juan, actualmente el perfil de los habitantes del inmueble es bastante diferente, pues muchos de los inquilinos originales han fallecido. “Todavía quedan algunos de los primeros vecinos, que tienen alquiler de renta antigua y pagan 150 o 170 euros al mes. Pero las familias que entran nuevas están pagando en torno a los 800 euros”, sostiene.

Juan señala la sombra de la burbuja inmobiliaria, que se cierne amenazante sobre la zona. “Hace cinco años, vendí un piso aquí por 100.000 euros y ahora ya se están vendiendo por 225.000”, asegura. Un precio que le parece vertiginoso a Rosa Sastre, una vecina que adquirió un apartamento en el año ’64 por 232.000 pesetas (unos 1.400 euros al cambio actual). Rosa ha criado a sus hijos entre estas calles, al borde de la M-30, y no se imagina viviendo en otro lugar.  No le ocurre lo mismo a Mercedes, quien se vino a la zona desde el Barrio de Salamanca con su familia cuando la vivienda se encareció ahí. A sus 70 años sigue recordando cada día el lugar de su infancia. Apenas le separa una carretera, pero se eleva como una especie de frontera invisible que traza la división entre dos mundos. A un lado de la M-30 se extiende el Madrid burgués y pudiente; al otro, uno mucho más humilde pero vitalista en el que ‘Las Colmenas’ extienden su imperio.

Estos edificios alojan, en apenas unos centenares de metros cuadrados de superficie, a la misma cantidad de habitantes que municipios como Algete, Humanes o San Lorenzo del Escorial. Hay quien asegura que el edificio acoge la mayor densidad de población por habitante de Europa. A falta de cifras oficiales, lo cierto es que 20.000 vidas discurren a diario por ‘Las Colmenas’, una ciudad dentro de otra ciudad que ocupa, por derecho propio, un lugar destacado en la Historia reciente de Madrid.

Mercedes

Compartir

34 opiniones en “La vida en ‘Las Colmenas’, un pueblo dentro de Madrid”

Tu mirada COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad

  1. Hey there just wanted to give you a quick heads up. The text in your content seem to be running off the screen in Internet explorer. I’m not sure if this is a formatting issue or something to do with web browser compatibility but I figured I’d post to let you know. The layout look great though! Hope you get the problem resolved soon. Cheers

    http://togelresultlive.com

  2. Good website! I really love how it is simple on my eyes and the data are well written. I’m wondering how I might be notified when a new post has been made. I have subscribed to your RSS which must do the trick! Have a great day!

    https://agustinperalt.es/

  3. Does your website have a contact page? I’m having a tough time locating it but, I’d like to send you an e-mail. I’ve got some recommendations for your blog you might be interested in hearing. Either way, great site and I look forward to seeing it grow over time.

    https://espanolseguros.com/

  4. Simply want to say your article is as amazing. The clarity for your post is just nice and that i can think you are an expert on this subject. Fine along with your permission allow me to snatch your feed to stay up to date with drawing close post. Thanks 1,000,000 and please continue the rewarding work.

    https://goo.gl/maps/DgVh19nyC8QpJy7k9

  5. I would like to thnkx for the efforts you have put in writing this blog. I am hoping the same high-grade blog post from you in the upcoming as well. In fact your creative writing abilities has inspired me to get my own blog now. Really the blogging is spreading its wings quickly. Your write up is a good example of it.

    https://goo.gl/maps/DgVh19nyC8QpJy7k9

  6. Hey there! Do you know if they make any plugins to assist with Search Engine Optimization? I’m trying to get my blog to rank for some targeted keywords but I’m not seeing very good results. If you know of any please share. Kudos!

    https://www.imsv.es/

  7. Unquestionably consider that which you said. Your favourite reason seemed to be on the net the easiest factor to consider of. I say to you, I definitely get annoyed at the same time as folks consider concerns that they plainly don’t recognise about. You managed to hit the nail upon the top and defined out the whole thing with no need side-effects , people could take a signal. Will probably be again to get more. Thanks

    https://goo.gl/maps/8w57FnjHTUPsYRxn8

  8. Perdón. lo anterior.
    Efectivamente David, la Ley Boyer supuso el desahucio de mis padres que vivieron allí desde 1962, tras 50 años y ancianos. Su señoría no tuvo ningún miramiento con ellos.