Liberalización de horarios: las empresas ganan más pero aumenta la precariedad
Invitado

Liberalización de horarios: las empresas ganan más pero aumenta la precariedad

CCOO presenta una ILP para tumbar la Ley de Dinamización del Comercio aprobada en 2012 y que permitía abrir 24 horas los 365 días del año.
6 noviembre, 2018
Violeta Muñoz
Trabajadora de supermercado. Foto: EP:
  • Trabajo

Liberalización de horarios: las empresas ganan más pero aumenta la precariedad

Violeta Muñoz
Compartir

Hace unos días la consejera de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid aseguró que las ventas de las tiendas madrileñas han aumentado un 12,3% desde 2012. Ese año, y poco antes de dejar la presidencia, Esperanza Aguirre liberalizó los horarios con la “Ley de Dinamización del Comercio”, que permite a los establecimientos abrir 24 horas los 365 días del año. ¿Pero qué balance hacen los trabajadores?

Las principales consecuencias son “cargas y ritmos de trabajo abusivos, modificaciones de horarios constantes, incumplimientos del descanso semanal y prolongaciones de jornadas que en muchos casos ni se pagan ni se compensan con tiempo libre”. Así lo denuncia Comisiones Obreras en una Iniciativa Legislativa Popular que pretende tumbar la ley en la Asamblea porque encuentra situaciones “que rozan la esclavitud”.

La plataforma asegura que la ley de Aguirre ha desregulado la contratación a tiempo parcial de manera que es más fácil encontrar “contratos de muy pocas horas que acaban sufriendo innumerables renovaciones sin ningún tipo de control de horas complementarias”.

¿Pero se crea más empleo? Los polos se contradicen. Por un lado, el Ejecutivo de Ángel Garrido saca pecho porque asegura que desde 2012 el empleo en el comercio ha crecido un 3,5%. Pero la Encuesta Anual de Comercio que elabora el INE muestra que solo en su última edición (de 2016) hay repunte del empleo. El trabajo en el sector minorista perdió hasta 2015 unos 8.000 empleos en la Comunidad de Madrid.

“Y también lo notamos en el cierre de locales: hay unos 1.400 menos”, explica Rosa Galbarro, de la Federación de Servicios de CCOO de Madrid a LA MIRADA COMÚN. La portavoz asegura que “cuando se empezó a abrir de todos los días los trabajadores que antes trabajan de lunes a viernes pasaron, simplemente, a tener jornadas que incluían el resto de días.

“No se ha creado empleo porque los mismos trabajadores han cubierto esas horas”. El sindicato denuncia el aumento de la parcialidad y fraude en contratos de muy pocas horas asociados a los que se van añadiendo horas de trabajo fuera de la jornada contratada.

Una propuesta para acabar con el 24/365

El sindicato quiere recoger las 50.000 firmas necesarias para que la propuesta pueda ser debatida en la Asamblea de Madrid. Y eso porque “cada vez que analizamos los datos vemos que la Reforma Laboral unida a la liberalización de los horarios comerciales en la Comunidad de Madrid ha sido muy agresiva para las trabajadoras y trabajadores y sólo ha generado más precariedad”.

Según sus datos, los principales y casi únicos beneficiados de la libertad de horarios en las tiendas madrileñas son las grandes empresas: “Han visto incrementado su volumen de negocio, mayores ventas y más beneficios, mientras la pérdida de empleo en el sector ha sido la constante”.

“Horarios comerciales equilibrados”

En su ILP, el sindicato propone fijar “unos horarios comerciales equilibrados entre el servicio al ciudadano y la conciliación laboral y familiar de los trabajadores”. Concretamente, pide que se limite el número de domingos y festivos de apertura así como las horas en que los comercios pueden abrir sus puertas a la semana. Recuerdan que es algo “que se viene haciendo en el resto de regiones del Estado”.

“Exigimos un modelo comercial que garantice un empleo de calidad consolidando el empleo estable y mejorando las condiciones laborales y de salud de los trabajadores/as del sector comercial”.

Además, recuperan otra de las preocupaciones por las que la oposición votó en contra, en aquel momento, de la norma del PP de Aguirre: PSOE e IU rechazaron la ley por el temor a que se perjudicase al pequeño comercio y se introdujesen “distorsiones” en el tejido comercial de la región.

CCOO reclama ahora cambiar de modelo: “Reclamamos potenciar el comercio de proximidad que asegura un modelo de ciudad, de pueblo, de barrio y de calle, en el que el comercio constituye una parte importante de nuestro signo de identidad”.

El sindicato recuerda que “es necesario un modelo comercial más sostenible” y denuncia que entre los empleos más precarios en España figuran las cajeras, las dependientas o las plantillas de subcontratas.


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad