Metro de Madrid cumple 100 años con más viajeros, pero con menos trenes

Metro de Madrid cumple 100 años con más viajeros, pero con menos trenes

El suburbano celebra su centenario con la previsión de batir récord de viajeros, pero con la devaluación del servicio por la falta de trenes y maquinistas.
3 enero, 2019
Arturo Tena
Estación de Mar de Cristal, Madrid. Foto: Daniel Erler (Reveal).
  • Movilidad

Metro de Madrid cumple 100 años con más viajeros, pero con menos trenes

Arturo Tena
Compartir

El 17 de octubre de 1919 el Rey Alfonso XIII inauguraba la primera línea de metro de Europa en la capital de España. Metro de Madrid celebra, con una serie de actividades culturales, su centenario este año como una de las redes suburbanas más completas del mundo: es la 5ª en número de estaciones y la 8ª en extensión de su red. Este cumpleaños del primer tramo de la línea 1 (Sol-Cuatro Caminos) llega, además, con unas previsionales anuales de más de 687 millones de viajeros para el 2018, una demanda histórica que superaría el récord de 2007, que estaba en 687.705.487. El descenso de popularidad en el período 2008-2014 parece ahora superado.

Sin embargo, se llega también a esta cifra redonda en uno de los peores momentos de su servicio: el número de trabajadores se redujo un 8,8% durante la crisis -un recorte de 676 trabajadores en 2013 aún sin recuperar totalmente- y hay menos trenes que entonces. Mientras, las tarifas subían un 11% en 2012, uno de los mayores incrementos de precio de su historia. Esta situación “precaria”, que se traduce en esperas y aglomeraciones para los usuarios, no mejorará en los primeros meses de 2019, según indican sus trabajadores. Las grandes condiciones y uso del metropolitano, dependiente de la Comunidad de Madrid, no se traducen en una mejor situación para la movilidad subterránea de los madrileños.

2007-2018: de las ampliaciones al modelo de la crisis

“El Metro es el símbolo de progreso de la Comunidad de Madrid”, decía Esperanza Aguirre, presidenta regional de entonces, en 2007. Aquel año fue el último de apogeo de Metro, cuando la apuesta del Partido Popular (PP) por más kilómetros del suburbano seguía sumando votos. Durante los gobiernos de Alberto Ruiz Gallardón y Aguirre en la Comunidad (1995-2013) se amplió 200 kilómetros la red del suburbano, 186 más que en los gobiernos anteriores. En aquella época, se llevó el metro desde el sur (MetroSur) hasta el norte (MetroNorte), pasando por los barrios y municipios más alejados del centro.

Era el momento de Mintra (Madrid Infraestructuras del Transporte), la empresa pública creada 1999 para llevar a cabo los ambiciosos planes de ampliación de la red de transporte del PP y poder saltarse las limitaciones de endeudamiento autonómico que había establecido el Banco de España. Durante casi diez años, Mintra tuvo una gran actividad, llena de obras e inauguraciones por todo el mapa regional. Las líneas se ampliaron muy rápido especialmente entre 2006 y 2010.

Pero la deuda seguía creciendo: en 2011, la de Mintra llegaba a los 3.000 millones de euros. Aguirre, con la explosión de la crisis económica, decidió cerrar la empresa. El número de viajeros descendiómás de un 10% desde el récord de 2007 en cinco años, y la presidenta autonómica tenía que hacer frente al costoso mantenimiento de una red enorme. Las amplaciones se pararon y se dio paso a los planes de recortes, que repercutieron directamente en los trabajadores y los usuarios: se subieron las tarifas a los viajeros un 11% en 2012, se despidieron a 676 empleados de Metro en 2013 y aumentaron cada vez más las frecuencias de paso. 

La consolidación del problema en el servicio

La llegada de Cristina Cifuentes al gobierno autonómico en 2015 vino acompañada de la incorporación de 360 conductores al Metro, con los que el PP prometía aumentar las frecuencias un 14%, “recuperando los niveles de servicio previos a la crisis”. Sin embargo, las centrales sindicales denuncian a LA MIRADA COMÚN que siguen siendo casi los mismos maquinistas que antes (1.700) entre ascensos, bajas y jubilaciones. Además, se han retirado 43 trenes por presencia del material tóxico amianto, que ha provado la muerte ya de dos personas. Las esperas y las aglomeraciones se han ido agravando a medida que avanzaba la legislatura. 

El gobierno de Ángel Garrido anunció la contratación de 100 maquinistas y la entrada de 60 nuevos trenes a la red para este 2019

Para intentar mejorar la situación, el gobierno de Ángel Garrido anunció la contratación de 100 maquinistas y la entrada de 60 nuevos trenes a la red para este 2019. Unas mejoras que no se verán, por lo menos, hasta junio: los plazos habituales de contratación y formación de maquinistas suelen durar más de cinco meses. En cuanto a la maquinaria, el proceso de llegada real puede dilatarse hasta los tres o cuatro años.

En los últimos tiempos, se ha hecho público que las frecuencias de paso de los trenes se han reducido con respecto a  las mismas fechas del año pasado, incumpliendo las tablas de horarios marcadas por el CRTM. Y la situación de colapso en los andenes puede ir a peor en marzo, cuando se empiece a multar por Madrid Central, la nueva zona de restricción de tráfico de la capital. Los maquinistas han convocado paros parciales hasta marzo como protesta ante la situación y con la reivindicación de obtener 300 nuevos puestos a la Comunidad. 

Cien años después de que los tres primeros kilómetros y medio de metro en Madrid abrieran sus puertas, la red metropolitana madrileña alcanza una extensión y accesibilidad con las que pocas ciudades mundiales pueden competir. Los trabajadores y usuarios de la red piden ahora que la gestión e inversión del Metro esté a la altura para que se pueda “dar un transporte público de calidad”.


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad