La Comunidad no añadirá maquinistas al Metro hasta el próximo verano

La Comunidad no añadirá maquinistas al Metro hasta el próximo verano

La promesa de 100 nuevos trabajadores al mando de los trenes se alargará por los procesos de selección y formación reglados. Los nuevos trenes no llegarán hasta dentro de tres o cuatro años.
4 diciembre, 2018
Arturo Tena
Metro de Madrid. Foto: EP.
  • Movilidad

La Comunidad no añadirá maquinistas al Metro hasta el próximo verano

Arturo Tena
Compartir

El número de maquinistas del Metro de Madrid, clave para aumentar las frecuencias del suburbano, no aumentará hasta, por lo menos, el próximo verano. Según fuentes consultadas por LA MIRADA COMÚN, los 100 nuevos puestos prometidos y confirmados por la empresa regional para el año que viene no se podrán hacen realidad hasta dentro de seis o siete meses por los procesos de selección y, sobre todo, formación del personal, que tiene unos plazos ya establecidos de varios meses de duración. En cuanto al aumento de trenes los plazos serán aún más largos: se calculan tres o cuatro años para que los viajeros puedan montarse en los 60 nuevos trenes anunciados.

“El problema de las aglomeraciones y el colapso en el Metro no se va a solucionar a corto plazo”, asegura Juan Carlos de Cruz, secretario general de CCOO en Metro. Los retrasos y defiencias en el servicio en las estaciones pueden agravarse a partir de marzo de 2019, fecha en la que se prevé un aumento de los viajeros a partir del establecimiento de las primeras multas por Madrid Central, la nueva zona de restricción de tráfico al centro de la capital. 

Huelgas parciales de diciembre a marzo


Los maquinistas han convocado paros parciales entre diciembre y marzo para protestar contra esta situación y porque consideran “insuficiente” el aumento de 100 trabajadores ofrecidos. Juan Antonio Ortiz, portavoz del 
Sindicato de Maquinistas de Metro,  sostiene que se necesitan “por lo menos 300” para hacer frente a las necesidades de los viajeros, que cada vez son más.

El número de maquinistas había aumentado a más de 2.000 tras una contratación de 360 personas en 2016. Sin embargo, las jubilaciones, los ascensos y las salidas han vuelto a dejar en 1.700 el personal. Los sindicatos calculan que, para ofrecer un buen servicio real a los usuarios, necesitan alrededor de 2.300. CCOO y UGT piden también más personal para mantenimiento y seguridad en las estaciones.

El Sindicato de Maquinista no colaborará hasta que el Consorcio Regional de Transportes (CTRM) no “se siente a negociar”.

Mientras, Metro busca insistentemente maquinistas para hacer frente a las carencias actuales. En septiembre anunciaron una promoción interna para cubrir 30 puestos nuevos; solo están cubiertos 20. “El problema es que nadie quiere ser maquinista”, dice Ortiz. Además, la empresa ofrece a los actuales cuatro horas y media extra o “vender” días de asuntos propios para cubrir las carencias actuales de servicio, que ya se ha visto que no cumplen con lo programado en noviembre. El Sindicato de Maquinistas dice que no colaborará hasta que el Consorcio Regional de Transportes (CTRM) no “se siente a negociar”.

“Algo tienen que esconder”

Otro frente abierto, y también motivo de los paros, es el de la presencia de amialto en los trenes del Metro. Esta materia prima, perjudicial para la salud, ha provocado ya la muerte de dos trabajadores del Metro y ha provocado la retirada de 43 trenes más al déficit actual. CCOO ha convocado un paro para el 14 de diciembre para que los trabajadores se pueda concentrar ante la Asamblea de Madrid por la última Comisión de Investigación sobre el tema. El Sindicato de Maquinistas asegura también que la Comunidad se niega a realizar un estudio de las condiciones de salud de los trenes con las ventanas bajadas para detectar presencia de sustancias nocivas. “Algo tienen que esconder”, asegura Ortiz.

“Necesitamos un plan a futuro más a largo plazo”.

Los sindicatos piden una mayor planificación a la hora de realizar estrategias de contratación para el futuro del Metro. “Necesitamos un plan a futuro más a largo plazo, no puede ser que todo sea de año a año“, explica de la Cruz. El representante de CCOO no es optimista ante este año electoral: “Lo retrasarán todo hasta que pasen las elecciones”.

Desde que se estableció un ERE de 670 trabajadores en 2013, la situación en el Metro es cada vez más “precaria”, denuncian las centrales sindicales. Las aglomeraciones y las largas esperas en el Metro continuarán, por lo menos, unos meses más.


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad