Un ‘tamayazo’ PP-Cs en Alcobendas desbloquea un nuevo pelotazo urbanístico

Un ‘tamayazo’ PP-Cs en Alcobendas desbloquea un nuevo pelotazo urbanístico

El PP desatasca su mayor proyecto urbanístico gracias a que dos concejales de Ciudadanos hayan roto la disciplina de voto a dos meses de las elecciones
9 abril, 2019
Lucas Cortés
Parcela del proyecto urbanístico de Los Carriles, en Alcobendas.
  • Municipalismo

Un ‘tamayazo’ PP-Cs en Alcobendas desbloquea un nuevo pelotazo urbanístico

Lucas Cortés
Compartir

La sombra del pelotazo urbanístico se cierne sobre Alcobendas a menos de dos meses para las elecciones. Dos concejales de Ciudadanos alteraron el pasado viernes la disciplina de voto del partido para sumarse al PP y aprobar el último gran proyecto de la ciudad: la construcción de 9.000 viviendas en un área de más de dos millones de metros cuadrados cerca de la A-1, la autovía de Burgos.

Dos de los tres concejales del partido naraanja obviaron el mandato de la formación para inclinar la balanza a favor del PP, actualmente en el Gobierno, y legitimar un proyecto que variará radicalmente el futuro del norte de Madrid. La operación de voto, adelantada por el diario El País, recuerda al famoso episodio del llamado tamayazo en la Comunidad de Madrid, cuando dos diputados socialistas votaron en contra de los intereses de su partido para terminar dándole el Gobierno al PP de Esperanza Aguirre.

En el caso de Alcobendas, sus propias caras visibles dentro de Ciudadanos perciben que algo no va bien. Miguel Ángel Arranz, cabeza de lista de los naranjas cree que el asunto “huele mal” y que podría haber «indicios de algo personal» sobre la operación, que cuenta con un informe desfavorable de la Comunidad de Madrid. Los dos concejales díscolos, Horacio Rico y Ana Rojas,  aseguran que nadie les ha comprado y que han votado en conciencia: «Traición, ninguna».

La suma de la Operación Chamartín y de Los Carriles, como se llama este nuevo desarrollo, concentrará en 10 kilómetros gran parte de la obra nueva que se va a construir en la región en los próximos años.

Expediente disciplinario o razones políticas

La formación liderada por Albert Rivera no opina lo mismo que sus dos ediles. Tras un fin de semana de valoración, Ciudadanos ya tramita un expediente disciplinario para intervenir en una posible expulsión de Rico y Rojas, que en el momento de votar sabían que no iban a repetir en las listas para las siguientes elecciones.

Las órdenes de la formación eran muy claras al respecto: no desatascar un proyecto que el PP lleva intentando aprobar -sin éxito- desde 2015, mucho menos en el último suspiro de la legislatura. “Pero el cambio en el voto fue motivado por los cambios que se producen en el plan parcial”, se excusa Rico. “Se ha dividido en tres partes, cuando al principio era un ente único”, y detalla también la redistribución de la edificabilidad, al aumento de las zonas verdes y a la falta de razones claras por parte del partido para frenar el desarrollo. “Todos estos cambios los hemos conseguido desde Ciudadanos. El proyecto ya es un proyecto de Ciudadanos”. Y aventura: “[La razón por la que el partido se opone] Es política, 100%. Lo que se me dijo es: ‘Déjalo y lo aprobamos después de las elecciones’. Entonces estaremos en el Gobierno”. Ciudadanos lo niega.


Compartir

2.182 opiniones en “Un ‘tamayazo’ PP-Cs en Alcobendas desbloquea un nuevo pelotazo urbanístico”

Tu mirada COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad