Dos días en urgencias hasta pasar a planta: los colapsos en el Infanta Sofía
Invitado

Dos días en urgencias hasta pasar a planta: los colapsos en el Infanta Sofía

El hospital atiende a 48.000 vecinos más que en 2008 y a una población más envejecida, pero sindicatos critican que la falta de medios es permanente.
6 noviembre, 2018
La Mirada Común
Archivo de servicios de urgencias. Foto: EP.
  • Sanidad

Dos días en urgencias hasta pasar a planta: los colapsos en el Infanta Sofía

La Mirada Común
Compartir

Para una buena calidad asistencial debe haber al menos un auxiliar por cada seis pacientes por auxiliar y una enfermera por cada cuatro. En el servicio de urgencias del Hospital Universitario Infanta Sofía alcanzan los once enfermos por profesional. El sindicato CSIT denuncia “colapso permanente” también en ratio de médicos y exige soluciones para atender a los pacientes con garantías.

“La limitación de espacio y todas las habitaciones y salas repletas, unido a la escasez de personal sanitario, ocasiona que los enfermos que acuden tengan que esperar durante horas para poder ser atendidos”, denuncia la plataforma. Asegura que hay casos de pacientes que deben esperar más de dos días en la Sala de Observación de urgencias antes de pasar a una habitación en una planta.

“Algunas mañanas, alrededor de 38 pacientes suelen estar pendientes de ingreso, aglutinados en la sala de Urgencias”. Los sanitarios denuncian que “en esta situación de afluencia elevada se han de duplicar las camas, sin disponer del espacio suficiente, no permitiendo mantener las distancias recomendadas de seguridad entre las mismas, sin cortinas o biombos, atentando contra la dignidad y seguridad del paciente”.

¿Por qué el colapso? Además de “la falta de personal, infraestructuras adecuadas y recursos materiales” en el centro, el sindicato recuerda más motivos. Subraya que hay un “aumento desproporcionado de demanda asistencial en Urgencias” porque ha aumentado el número de residencias de ancianos adscritas a la zona, porque ha crecido la población que cubre el centro  (48.751 personas más de 2008 a 2017) y por el envejecimiento de ésta.

CCOO también avala la denuncia: “Este fin de semana se han vuelto a doblar camas, a abrir salas que no están preparadas estructuralmente para atender pacientes, a habilitar huecos en pasillos y zonas de paso, con el consiguiente riesgo que esto supone tanto para pacientes y trabajadores”.

El sindicato asegura que los enfermos permanecen “hacinados sin guardar la distancia de seguridad mínima ante los aislamientos de contacto, ya que dado el volumen de pacientes que hay, no quedan huecos para colocarlos”.

Esta plataforma recoge que, según la dirección del centro “se está trabajando en un plan funcional para mejorar el servicio de urgencias. “Pero mientras tanto, y hasta que se ponga en marcha, sus trabajadores y trabajadoras continúan en esta situación sin que se de solución efectiva a los problemas a los que se enfrentan todos los años por estas fechas”.


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad