La Justicia obliga a Podemos a readmitir en primarias una candidatura expulsada por «conflicto ideológico»

La Justicia obliga a Podemos a readmitir en primarias una candidatura expulsada por «conflicto ideológico»

Los jueces fallan a favor de Germán Cantabrana, portavoz de Podemos en La Rioja, que fue despedido y expulsado por sus presuntas críticas a la dirección del partido
25 febrero, 2019
Luis Casal
El portavoz de Podemos La Rioja, Germán Cantabrana. Foto: EP.
  • Territorios

La Justicia obliga a Podemos a readmitir en primarias una candidatura expulsada por «conflicto ideológico»

Luis Casal
Compartir

El titular del Juzgado de Primera Instancia nº 6 ha estimado la demanda presentada por el diputado y portavoz parlamentario de Podemos en La Rioja, Germán Cantabrana, presentada contra su partido por excluirle de las primarias regionales. El juez, en una sentencia a la que ha tenido acceso La Mirada Común, decreta que se ha vulnerado “el derecho fundamental” del diputado a participar en las elecciones internas del partido “sin causa que justifique tal vulneración”.

El juez desdice de esta manera el dictamen del Comité Electoral de La Rioja y de la Comisión de Garantías Democráticas Estatal -ambos órganos internos de la formación-, que habrían aplicado el régimen interno de la formación de forma interesada para evitar que Cantabrana se presentase a las primarias. La sentencia obliga a Podemos a reintegrar su candidatura llevando a cabo “cuantas actuaciones sean necesarias” para ello.

Los motivos alegados por Podemos para impedir la candidatura de Cantabrana, dice el juez, “no son suficientes” para invalidar el proceso. En este caso, el partido acusaba al candidato de dos procedimientos diferentes: el impago de ciertas cuotas -reconocido como inexistente por el propio partido- y traspasos de fondos (35.453 euros) por un lado; y un despido disciplinario por acoso laboral. La Justicia ha fallado en ambos procesos a favor del diputado rebatido tanto en el juicio laboral por el despido como en el civil, tanto en la del pasado 4 de febrero como en esta de primera instancia, del 25 del mismo mes.

El juicio

El partido morado acusaba a Cantabrana de no estar al corriente del traspaso de fondos: un total de 35.435 euros. Además, la formación reclamó un monto de donaciones de los cargos públicos por un valor de 2.625 euros, aunque finalmente durante la instrucción y la vista previa la defensa de Podemos terminó por admitir que estas últimas no eran verdad y retiraron la demanda por el despido, pero mantuvieron la expulsión de la formación.

A la demanda del partido morado se añadió una acusación por acoso laboral por parte del Comité de Seguridad y Salud de los Trabajadores de Podemos, reflejados en un supuesto informe negativo de carácter confidencial. El despido disciplinario fue finalmente anulado por el Juzgado de lo Social en una sentencia del 4 de febrero a la que también ha tenido acceso este diario, por lo que el juez cuestiona que los hechos probados no se llegaron a acreditar.

La sentencia, realizada por el juez Yangüela, alude a que una misma persona actuó en el proceso como miembro del Comité Electoral de La Rioja y de la Comisión Garantías Democráticas estatal de Podemos, una acción que no es “ni lógica ni admisible (…) pues su actuación correcta en este caso será la de inhibirse en esos asuntos”, ha subrayado. Al final, según recoge el auto, las causas económicas invocadas por el partido no estaban acreditadas para invalidar la candidatura y el despido disciplinario ya estaba declarado nulo, por lo que no había razón para vetar a Cantabrana.

Anulado el despido

El pasado 4 de febrero el Juzgado de lo Social nº 1 de Logroño ya había fallado a favor de Cantabrana. Tras una lid judicial del portavoz contra el partido, la Justicia anuló el despido del diputado crítico con Pablo Iglesias y pidió readmitirle en iguales condiciones y salarios que los que tenía a fecha de su despido -2 de julio de 2018-, a razón de 103,44 euros al día. Según fuentes cercanas al proceso, el plazo de devoluciones ya se ha cumplido sin que Podemos acatase la sentencia.

La sentencia, recogida por La Mirada Común, cree que se evidencia «no sólo un conflicto ideológico entre la dirección del partido» y Cantabrana, «sino un ataque constante» por parte de la dirección regional del partido a su autonomía política. Así, la jueza Ollero considera que «el despido disciplinario del actor carece de justificación suficiente al no haberse acreditado por parte de la empresa las causas y conductas que se imputan al trabajador en la carta de despido».

El despido, según el juzgado, «sólo puede interpretarse como el desenlace» de los hechos «acaecidos desde el mes de enero de 2017», fecha en la que la Ejecutiva nacional del partido remitió a Cantabrana el anuncio de su instrucción. En estos hechos, el fallo ve «continuos conflictos internos y luchas de poder por controlar el grupo parlamentario, vinculados a la libertad ideológica» del diputado «y su autonomía política», por lo que consideró nulo su despido.


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad