Trabajadoras de la Eurocámara boicotean el acto de Vox: «Nuestros derechos no son negociables»

Trabajadoras de la Eurocámara boicotean el acto de Vox: «Nuestros derechos no son negociables»

Las trabajadoras de la Eurocámara y varios diputados respondieron al partido de ultraderecha con declaraciones y pancartas críticas con el movimiento
7 marzo, 2019
Laura M. Coronel
Trabajadoras de la Eurocámara responden a Vox y rechazan a la ultraderecha. Foto: Ana Miranda (BNG).
  • Europa

Trabajadoras de la Eurocámara boicotean el acto de Vox: «Nuestros derechos no son negociables»

Laura M. Coronel
Compartir

“Vox llega tarde, España y Europa ya son feministas» afirmaron a los medios las trabajadoras del Parlamento Europeo que se habían manifestado minutos antes, al inicio del primer acto de VOX en la Eurocámara. «Creemos firmemente que Europa debe ser un espacio de derechos para todas las personas» añadieron.

El eurodiputado conservador polaco Kosma Złotowski invitó ayer a Vox al Parlamento Europeo para que los de Abascal dieses su propia visión de la situación en Cataluña. El evento tuvo lugar solo unas pocas semanas después de que la presidencia del Parlamento Europeo, tras la presión del PP y Ciudadanos, hubiese esgrimido motivos de seguridad para prohibir la celebración de una conferencia sobre el juicio del procés donde hubiese participado el expresident Carles Puigdemont.

Trabajadoras de la Eurocámara respondieron a Vox con una pancarta: «Nuestros derechos no son negociables»

Jordi Solé, eurodiputado de Esquerra Republicana de Cataluña, se dirigió a los medios de comunicación antes del evento de Vox denunciando los «dobles estándares» del Parlamento Europeo a la hora de decidir que eventos pueden o no tener lugar. Cuando el acto acababa de comenzar, una parte sustancial del aforo se puso en pie en silencio y levantó una pancarta que rezaba «Nuestros derechos no son negociables« al tiempo que mostraron banderas transexuales y LGBTI. Se trataba de trabajadoras de la propia Eurocámara.

Las encuestas indican que en las elecciones del 26 de mayo Vox entrará con varios escaños en Bruselas. Pese a ello, aún no está claro a qué grupo parlamentario se unirá. Los de Abascal se han reunido ya con distintos grupos políticos a los que podrían unirse la próxima legislatura. Los conservadores y reformistas europeos (ECR) quizá sean la primera opción; ya que se les unirá el ultranacionalista Debout la France y el holandés Foro para la Democracia, ambos cercanos a Vox. Además, la Lega de Matteo Salvini, que actualmente comparte grupo con el Frente Nacional de Le Pen, también podría integrarse en ECR de la mano del partido polaco Ley y Justicia (PIS) que hoy gobierna Polonia.

Vox comparte con todas esas formaciones una política de línea dura hacia la migración y una reafirmación nacional-conservadora. Sin embargo, el partido belga N-VA ya es miembro de este grupo europarlamentario, algo que podría dificultar la integración de Vox, pues los nacionalistas flamencos han sido uno de los principales apoyos de Puigdemont en Bélgica hasta la fecha.


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad