¿Una reunión (casi) secreta?
La Mirada de Jorge Ruiz Morales

¿Una reunión (casi) secreta?

Las ventajas de la fusión nuclear sobre la fisión traen de cabeza a los expertos y líderes mundiales que más se preocupan en la energía limpia.
5 diciembre, 2018
Jorge Ruiz Morales
  • Ciencia

La Mirada deJorge Ruiz Morales

¿Una reunión (casi) secreta?

Jorge Ruiz Morales
Compartir

New York. En una soleada mañana de primavera se celebra una reunión conocida por un pequeño grupo de personas. No hay nadie sentado en la mesa. Una gigantesca pantalla de 262”, que ha costado la bagatela de 400.000 euros, muestra los rostros de algunos de los hombres mas poderosos del planeta. Forman parte del Breakthrough Energy Coalition.

[…]

— En una entrevista, Hawking dijo que le gustaría ver el desarrollo de la energía de fusión, la tecnología mas prometedora para la humanidad.

— Pues no la ha visto, hum, y nosotros tampoco la veremos.

— Eso es circunstancial. Nosotros somos prescindibles, nuestros proyectos son infinitamente duraderos.

La fusión nuclear sería una fuente de energía práctica que nos daría una cantidad inagotable de energía, sin contaminar ni generar calentamiento global.

— Cómo sabréis, hay una gran diferencia de la energía nuclear tradicional, que se genera separando átomos, un proceso que se conoce como fisión y esta prometedora nueva fuente energética que se crea fusionando. Es decir, uniendo los átomos. En ella están trabajando gente del MIT.

— Cómo si tuviésemos microsoles en la Tierra.

— Eso es. Y no podemos dejar pasar esta oportunidad. Debemos invertir en algún proyecto, debemos estar en la línea de salida.

— Hay varios proyectos. Algunos de ellos, con inversiones públicas de 35 países, cómo el ITER, situado en Francia. China lleva su propio camino y… hum, con cierta ventaja.

— Ya sabes que hay varios proyectos en los que estamos invirtiendo. Nuestro ausente amigo Paul participaba del Tri-Alpha Energy.

— Algunos de los presentes estamos apoyando el proyecto de los profesores del MIT, Commonwealth Fusion Systems, y esperamos tener algo claro en 2025, según los últimos reportes.

— Muy pronto me parece. El ITER dice que no antes de 2050…

— Pues Musk dice que lo que hay que hacer es invertir en paneles solares y baterías.

— Hum… ahí ya estamos presentes, pero el futuro pasa por la energía limpia e inagotable. Los paneles solares contaminan también y, hum… necesitan extensiones enormes de terreno para instalar los huertos solares. Y ¿el litio para las baterías?  Pues se está encareciendo y, además, tenemos guerras en esos países para controlar las minas.

— Vamos a ver, pongamos un poco de orden en el debate. Todos estos proyectos se enfrentan con el mismo problema, que curiosamente no es cómo lograr la fusión nuclear. El gran desafío es cómo generar más energía de la que se gasta en el proceso. La fusión se basa en calentar la materia a temperaturas muy altas, que superan los cientos de millones de grados. En ese estado, la materia se llama plasma. A diferencia del Sol, la Tierra no tiene las condiciones para mantener ese plasma caliente. Para lograrlo, se debe aislar el plasma de otras materias. Para ello, se utilizan unas cámaras especiales en forma de anillo llamadas “tokamak”. Los tokamak utilizan poderosos imanes para crear un campo magnético que mantiene al plasma aislado. El problema es que hoy estas cámaras consumen más energía de la que logran producir…

— Vale, vale. Me han pasado un reporte de que la solución es usar mejores imanes, hum… pero lo cierto es que nadie hasta ahora ha logrado superar este gran escollo.

— De acuerdo, de acuerdo. Pero eso llegará. Además ya hay retornos de la investigación…

— ¿¡Cómo!? ¿Ya estamos sacando beneficios de las inversiones?

— Una de mis empresas ya ha patentado un nuevo tipo de imán que tiene aplicaciones médicas.

— Bien, entonces parece que tenemos claro la apuesta. Pero me preocupa las grandes inversiones que vamos a realizar. Solo encender la maquinaria cuesta 15.000 dólares al día, y eso sin contar los salarios de cientos de especialistas, la construcción de edificios y otras necesidades. Y el ITER lleva más de 35.000 millones de euros.

— No olvidaos de China. Tiene una hoja de ruta propia y está dedicando ingentes recursos para encabezar esta carrera. El Instituto de Física del Plasma de la Academia China de Ciencias pretende tener dispuesto para finales de este año, el Tokamak HT-6M sentando las bases para el desarrollo de la fusión nuclear, usando en este proceso deuterio y tiritio, dos de los isótopos radioactivos que se encuentran en grandes cantidades en los océanos. Quieren conseguir 180 millones de grados, un pequeño Sol artificial. Según ha contado Ma, pretenden completar el diseño de un reactor de fusión de prueba dentro de unos cinco años. Si lo logran, será el primer reactor de fusión del mundo. Ya veremos si consiguen superar el minuto y medio conseguido hasta ahora.

— El siguiente paso propuesto para este grupo es apoyar el diseño de un modelo de reactor de fusión nuclear completo y capaz de generar electricidad. Para poder funcionar adecuadamente, tendría que ser mucho más grande que lo que hemos visto hasta ahora y capaz de contener una reacción de plasma de manera indefinida, y no durante ese minuto y medio.

— Bien, entonces tenemos claras las ideas. Las ventajas de la fusión sobre la fisión son: a) no produce desechos radiactivos directos, b) no precisa de un combustible no renovable y tan escaso como el uranio. Sin embargo, es mucho más difícil de iniciar el proceso y hasta la fecha no se ha alcanzado el punto de equilibrio entre la energía que se necesita para acelerar y confinar el plasma y la que se obtiene con la fusión de algunas partículas, c) en este camino iremos obteniendo retornos de los I+D+i, d) es fundamental la colaboración público/privada.

— Hum… bien, pero nuestro unique groupdebería tener una comunicación fluida.

[…]

Extracto de una reunión que podría haber ocurrido en primavera.


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad