La huella digital
La Mirada de Jorge Ruiz Morales

La huella digital

El análisis de la huella digital de los dispositivos conectados a Internet, permite la identificación de cada uno de nosotros de forma individualizada
10 febrero, 2019
Jorge Ruiz Morales
  • Ciencia

La Mirada deJorge Ruiz Morales

La huella digital

Jorge Ruiz Morales
Compartir

Toda acción o actividad desarrollada por un ser humano, deja una huella. Desde la pisada de Buzz Aldrin en el primer paseo lunar, hasta la huesos humanos encontrados en Atapuerca. De la primera se pueden extraer conclusiones sobre que especie piso la Luna, altura, peso… Y de Atapuerca, el como eran los humanos hace 400.000 años, su tamaño, peso, que comían, género…

En estos tiempo modernos que corren, nos encontramos con la huella digital. Es la huella que cada uno dejamos en nuestro transitar por Internet. La visita a blogs, webs, redes sociales, deja una huella nuestra muy precisa. La intención de la tecnología de huella digital es identificar de manera precisa y única a una persona por medio de su huella.

Portada del exhaustivo informe de la AEPD.
Portada del exhaustivo informe de la AEPD.

El pasado jueves 7 de febrero, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), ha publicado el estudio “Fingerprinting o huella digital del dispositivo”. Este estudio está basado en el análisis de 14.000 páginas de Internet dirigidas al público español.

¿Pero que ocurre cuando visitamos una web? Pues que la huella digital y los metadatos pueden crear un perfil de la vida de una persona, tomando en cuenta las condiciones médicas, preferencias políticas y religiosas, por medio de sus interacciones e intereses, incluso sus no intereses en Internet, revelando más detalles de lo que revelarían los contenidos de los e-mails y las escuchas telefónicas.

El análisis de la huella digital de los dispositivos conectados a Internet, permite la identificación de cada uno de nosotros de forma individualizada. La recopilación masiva y específica de datos puede llegar a ser tan abusiva, que la AEPD alerta sobre ello, ya que esto vulnera principalmente los derechos de privacidad, asociación y libertad de expresión de las personas.

Algunas de las técnicas utilizadas, según el estudio, son simples pero eficaces. Analizan con detalle la configuración del dispositivo, el tipo de navegador usado, las aplicaciones instaladas, idioma, zona horaria… e incluso si el usuario ha aumentado las medidas de seguridad para evitar esta invasión en la intimidad de la persona. La AEPD señala en su estudio que “la combinación apropiada de toda esta información permite confeccionar una suerte de huella digital única del dispositivo que lo singulariza y, por lo tanto, diferencia de forma unívoca a cada usuario de Internet”.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Hay muchas webs y aplicaciones gratuitas que nos ofrecen múltiples posibilidades. Pero encierran un canal oscuro en el que nosotros somos los que les aportamos los ingresos. Nos ofrecen mucho a cambio de la monetización de los datos recopilados de los usuarios, sin que nosotros lo sepamos. El estudio indica que estas empresas, que quieran explotar datos obtenidos a partir de la huella del dispositivo, el responsable del tratamiento debe abstenerse de recabar y tratar la huella y cualquier otro dato asociado a  la misma si el usuario no ha dado su consentimiento. La AEPD insiste en que “se han detectado casos en los que, de manera general, no se atiende a la configuración DNT (Do Not Track), establecida por el usuario para desactivar la recogida de la huella digital”.

Existen herramientas que permiten al usuario de Internet camuflar su huella digital. Pero la propia AEPD reconoce “que son complejas para un usuario común, dificultan la navegación por Internet y tienen una efectividad limitada”.

Nuestro transitar por internet deja un rastro fácil de seguir que nos identifica perfectamente.
Nuestro transitar por internet deja un rastro fácil de seguir que nos identifica perfectamente.

Algunas medidas que recomienda la AEPD es el combinar el uso de distintos navegadores, para que nuestros datos no estén en uno solo, instalar el mínimo posible de extensiones del navegador ya que todas sirven para identificarnos. Mientras mas cerca estemos de la configuración por defecto del navegador, mas dificultad para singularizarnos.

La AEPD menciona de pasada que la mas efectiva es el uso del navegador Tor , que “enmascara la huella del terminal cuando se accede a Internet”. De hecho, en algunos países está prohibido descargarse este navegador ya que, aducen, esta tecnología pertenece a la llamada darknet o red oscura.

He encontrado esta recomendación en un blog de marketing empresarial. Juzguen. “Si hacemos una revisión de cuantas personas trabajan en nuestra empresa y en cuales redes sociales tienen participación, nos daríamos cuenta de la oportunidad oculta que tenemos al trabajar la huella digital de nuestros colaboradores”.

Finalmente, la AEPD considera que la exhaustiva información de los usuarios que consiguen estas empresas, provoca “serias dudas sobre su adecuación a las protecciones obligatorias del Reglamento General de Protección de Datos de la UE”.

En consecuencia, los legisladores deberían ponerse mano a la obra para proteger a los ciudadanos de esta invasión de la intimidad personal. Medios técnicos existen y la voluntad política ¿existe?.

Para los que deseen conocer mas a fondo el estudio, se puede consultar en este enlace.


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad