Otro feliz Dos de Mayo para el PP-Madrid
La Mirada de Hugo Martínez Abarca

Otro feliz Dos de Mayo para el PP-Madrid

Como cada año el Partido Popular convierte el Dos de Mayo en la foto de la descomposición del gobierno autonómico.
2 mayo, 2019
Hugo Martínez Abarca
Los dos últimos presidentes madrileños del PP: Garrido y Rollán.
  • Comunidad de Madrid

La Mirada deHugo Martínez Abarca

Otro feliz Dos de Mayo para el PP-Madrid

Hugo Martínez Abarca
Compartir

Desde hace años cada Dos de Mayo (fiesta de la Comunidad de Madrid que antes lo fue de toda España) el titular es el mismo: «Habrá mucho morbo en la calebración del Dos de Mayo en la Puerta del Sol».

El año pasado acababa de desaparecer Cristina Cifuentes y ninguno de los ex presidentes del PP en la Comunidad podía ir al haberse descubierto casos de corrupción de cada uno de ellos. Además ya asomaba la descomposición del PP con esa silenciosa bronca entre Soraya Sáenz de Santamaría y Dolores de Cospedal. Otro año habría sido el encarcelamiento de Ignacio González, algún otro el de Francisco Granados, la dimisión del último diputado conducido al juzgado, el nuevo descubrimiento periodístico o judicial…

No hay un Dos de Mayo tranquilo para la derecha madrileña.

Si no hubiera elecciones el 26M el PP estaría buscando sustitutos a Casado, Ayuso y Almeida.

Este año hay varias fotos del morbo. Vuelve Esperanza Aguirre a recordarnos el modelo de Madrid que proponen PP-Cs-Vox  tras varios años escondida y con su nombre en varios sumarios judiciales (al menos Púnica y Lezo). También aparecerá Ángel Garrido, quien se fue del PP hace una semana tras apoyar el proyecto de Pablo Casado, tras apoyar a Cristina Cifuentes, a Esperanza Aguirre y a quien fuera menester.

También resultará divertido ver a Pablo Casado, Isabel Díaz Ayuso y Martínez Almeida tras el monumental batacazo de su estrategia apocalíptica y alentadora del fanatismo. A nadie se le escapa que si no hubiera elecciones tres semanas, Casado estaría al borde del cese y el PP habría buscado otros candidatos que no les abochornaran cada vez que abren la boca. Pero no da tiempo: los candidatos de PP-Cs-Vox tendrán que hacer como que rebosan optimismo cuando todo Madrid (especialmente los votantes de derechas) es consciente de la descomposición.

Es toda una confesión de su fracaso que ninguno de los principales consejeros (Educación, Sanidad y Transportes) repita en el PP.

Son 25 años de PP en la Comunidad. La imagen de descomposición que dan cada año es el reflejo de lo que están provocando a los madrileños: las goteras en los hospitales, los juzgados que se caen, las obras de colegios que no se hacen, el Metro reventado…

Es toda una confesión que los consejeros de las principales competencias autonómicas madrileñas (educación, sanidad y transporte) no vayan a repetir en las listas del PP. El Dos de Mayo es la foto del agotamiento, un agotamiento cada año mayor, más evidente, más cercano del ridículo patético. El último Dos de Mayo del PP.


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad