Salud mental, tabú del siglo XXI
La Mirada de Jorge Ruiz Morales

Salud mental, tabú del siglo XXI

Ansiedad, depresión, trastornos alimenticios, trastorno bipolar, suicidio… Enfermedades que se ubican en una parte del cuerpo aún desconocida: la mente
24 marzo, 2019
Jorge Ruiz Morales
  • Sanidad

La Mirada deJorge Ruiz Morales

Salud mental, tabú del siglo XXI

Jorge Ruiz Morales
Compartir

Si en el siglo XX el cáncer era un tabú del que casi nadie hablaba, un estigma para la persona que lo sufría y su entorno, hoy ha sido sustituido por las enfermedades mentales. Según la OMS la salud mental “es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. Sin embargo, esta definición es incompleta. La propia OMS reconoce que no existe una definición oficial sobre salud mental ya que cualquier definición estará influida por suposiciones, diferencias académicas y condicionamientos culturales.

Hay que hacer notar, que salud mental y enfermedad mental no son dos conceptos antagónicos. La ausencia de la detección de un trastorno mental no significa que se goce de una salud mental razonablemente buena. Y su contrario, padecer un desorden mental tampoco es óbice para tener una salud mental, también, razonablemente buena. Hay consenso científico en este punto. Solamente con la observación del comportamiento de un individuo en su vida diaria se pueden evaluar sus reacciones. Su actitud ante conflictos, cómo asume sus responsabilidades, administra sus propias necesidades, sus relaciones personales y la manera en que dirige una vida independiente, indica que la salud mental es un concepto necesariamente subjetivo e influenciado culturalmente.

El suicidio se coloca como la principal causa de muerte entre los jóvenes.

Pocas veces se habla, en privado o en público, de tal o cual enfermedad mental. Solamente las personas mas allegadas al que sufre un trastorno mental, conocen de su situación e, incluso, cuanto menos se hable, mejor. La sociedad tiende a tapar este tipo de enfermedades. Desde la anorexia al suicidio (consumado o no), escapan del debate público.

Los costes personales y sociales son de mucha envergadura. Por ejemplo, la depresión puede afectar a una de cada cinco personas a lo largo de su vida. Y eso afecta gravemente a su entorno, incluyendo las dificultades de mantener, o acceder a un puesto de trabajo. La depresión se asocia con una reducción del 19% de la probabilidad de estar empleado. Según fuentes de la Confederación de Salud Mental de España, “La baja inserción laboral de este colectivo es una de las principales barreras para su integración social, debida en gran medida al estigma y a los prejuicios sociales que aún muchos empresarios y administraciones públicas mantienen”,

Por otra parte, se calcula que en 2015 murieron en la UE más de 84.000 personas por problemas de índole mental, incluyendo los suicidios, unos 56.000. En España hay 10 suicidios diarios, superando con creces a los fallecidos por accidentes de tráfico. La estadística del INE «Defunciones según la causa de Muerte» relativa a 2017, sitúa la principal causa de muerte entre las personas de 15 a 39 años, al suicidio, un 41,1% del total. Se coloca como la principal causa de muerte entre los jóvenes, y afecta el doble a las mujeres que a los hombres.

Gráfico de la situación en el País Vasco, que no difiere de la general

La evaluación de los costes en la salud mental, es un aspecto muy complejo. La opción preferida por la Comunidad de Madrid, es atender hospitalariamente el ingreso por urgencias. Se disocia de que, precisamente, una mejor atención significa mejores y mayores recursos humanos y materiales puestos al servicio de una atención integral del paciente, partiendo desde la Atención Primaria.

Veamos cual es la situación actual. A finales del pasado año, la OCDE hacía público un extenso estudio que, entre otros aspectos, calculaba los costes directos e indirectos que supusieron las enfermedades mentales para los países de la Unión Europea en 2015. Health at a Glance: Europe 2018 (La salud de un vistazo: Europa 2018) recoge los datos más recientes al respecto: la media de los 28 superó el 4% del PIB, es decir, más de 600.000 millones de euros. Y centrándose en el caso concreto de España, el gasto fue del 4,2% del Producto Interior Bruto, en torno a 40.000 millones de euros.

Gasto en salud mental por cada país europeo.

De esos 40.000 millones de euros, el 38% corresponde al gasto directo de atención sanitaria, el 29% a inversiones en programas sanitarios, y el 33% son costes indirectos generados en el mercado laboral por bajas, incapacidades y caída de la productividad. Dentro de la categoría de trastornos mentales, el coste más elevado fue para el caso de los trastornos psicóticos, con un coste anual estimado de 17.576 euros por paciente

Según el psiquiatra Conrado Montesinos, de la Fundación ANAED, “[…]en nuestro país, el 30% de las consultas de atención primaria están provocadas por problemas mentales que no se diagnostican como tal. Con mayores medios se podrían prevenir y detectar precozmente, […]”. Abunda el presidente de la Asociación de Investigación, Prevención e Intervención del Suicidio (AIPIS), Javier Jiménez, reclamando incluir en las facultades de Psicología una asignatura sobre el suicidio; garantizar la presencia de un psicólogo por cada médico de Atención Primaria; atender a las personas que han intentado quitarse la vida y no lo han conseguido; y llevar a cabo una autopsia psicológica con el fin de saber los motivos por los que la gente se suicida.

Otro de los aspectos que está afectando a las personas con trastornos mentales, son las largas listas de espera. La opacidad de la Administración dificulta saber cifras reales. En este gráfico, elaborado por la Asociación Madrileña de Salud Mental, a partir de la primera cita tanto de psiquiatría como de psicología, si ésta era solicitada el día 15 de junio de 2015. Repitieron la recogida el 2 de noviembre de ese mismo año.

Espera infantil.

La integración de los Centros de Salud Mental en las Gerencias de Atención Especializada es una reivindicación histórica de los profesionales. Hasta ahora, en Madrid se apuesta por un modelo de ingreso en el hospital de urgencia, con un abandono de los CSM. La Asociación Madrileña de Salud Mental (AMSM), denuncia que “Después de 12 años de nula inversión en los recursos ambulatorios, a los que retóricamente se consideran como la base del sistema, es imprescindible que sean la prioridad de la inversión. Sin este esfuerzo y sin un modelo de organización que de protagonismo al CSM como eje vertebrador de la asistencia, el conjunto de la red seguirá sin dar las respuestas apropiadas a las necesidades de las personas que son atendidas”. Y añade “que un Plan de Salud Mental en el año 2017 apueste por una reinstitucionalización en centros psiquiátricos es el mayor exponente del fracaso de las políticas de salud mental”.

La salud mental se encuentra alejada de las prioridades de la Administración, algo que resulta incomprensible cuando se trata de una patología tan importante y con tanta incidencia personal, social y económica. Si realmente se desea una asistencia basada en un modelo comunitario, será necesario un soporte político decidido, dispuesto a garantizar, a través de políticas sociosanitarias flexibles, una atención integral de las personas con trastornos mentales.


Compartir

30 opiniones en “Salud mental, tabú del siglo XXI”

Tu mirada COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad

  1. I’m not sure where you’re getting your information, but good topic. I needs to spend some time learning much more or understanding more. Thanks for excellent info I was looking for this info for my mission.

    https://www.imsv.es/

  2. I’ve been exploring for a little for any high-quality articles or weblog posts on this sort of area . Exploring in Yahoo I eventually stumbled upon this website. Reading this info So i am happy to express that I’ve an incredibly just right uncanny feeling I found out exactly what I needed. I so much surely will make sure to don’t overlook this website and provides it a glance on a constant basis.

    https://goo.gl/maps/82TPf7V8Xs6mrCfc6

  3. Aw, this was a really nice post. In idea I would like to put in writing like this moreover – taking time and actual effort to make a very good article… however what can I say… I procrastinate alot and by no means seem to get something done.

    https://clarabyte.com/