¿Por qué nadie lo llama de manera alguna cuando quieren decir «sexo»?
La Mirada de Roy Galán

¿Por qué nadie lo llama de manera alguna cuando quieren decir «sexo»?

El escritor y poeta reflexiona sobre los tabúes en el sexo, la necesidad de incorporarlo a la educación y su influencia en la vida de las personas
4 mayo, 2019
Roy Galán
  • Opinión

La Mirada deRoy Galán

¿Por qué nadie lo llama de manera alguna cuando quieren decir «sexo»?

Roy Galán
Compartir

En la fantástica primera temporada de la serie de Netflix Sex Education un adolescente se ofrece (ante la desinformación y confusión sexual reinante entre el alumnado) a hacer terapia sexual en su instituto. Es decir, que se hace cargo de difundir toda aquella información que debería ser proporcionada desde los hogares y desde las aulas y sobre la que se corre un tupido velo púbico. ¿No es extraño que casi las dos únicas certezas que tenemos en esta vida como son el que follaremos y el que moriremos se sitúen tan lejos de nuestra educación habitual y reglada?

Pues sí, la verdad.

Ayudaría que alguien nos dijera que la pornografía es mentira y que está más cerca de la ciencia ficción de Alien: El octavo pasajero que de cualquier documental al uso. Y es que el imaginario de la sexualidad se construye siempre en los márgenes, en unos lugares en los que vamos absolutamente a ciegas, y en los que es muy difícil (por la represión, la culpa y el propio tabú) saber si tenemos que aguantar determinadas cosas, si esto que nos sucede y que sentimos es “normal”, si tenemos que hacer o dejar de hacer algo porque es lo que se espera que hagamos. Ayudaría que nos mostraran que hay tanta diversidad genital como caras y que no nos crearan complejos por no cumplir con una idea absurda de lo que hay que tener o dejar de tener entre las piernas.

Pero esto solo sucede en un universo paralelo, así que en este universo nos tenemos que conformar con sentirnos absolutamente desamparados y con tener en la cabeza imágenes de enfermedades de transmisión sexual y posibles embarazos (que muy bien tenerlo en cuenta, oye, pero para nada es lo único) como si nos hubieran programado para estar en constante alerta ante las epidemias pero se hubieran olvidado de la parte más importante del sexo: el placer, la libertad, el disfrute, o el descubrimiento del propio cuerpo, porque si algo es una relación sexual ante todo es la posibilidad entender el mundo en compañía.

Es en ese auténtico fango de la intimidad en el que es necesario poner el foco porque es probablemente en uno de los rincones en los que con mayor asiduidad se ejerce violencia sin que ni siquiera se verbalice como tal, porque lo que no es admisible bajo ningún concepto es que por ejemplo haya chicas que sientan que le “deben” sexo a chicos solo porque ellos esperen eso de ellas, que se vean obligadas a acabar algo que han empezado porque se sienten responsables de “calentar” algo y porque nadie les ha dicho nunca que se puede decir “no” en cualquier momento y que incluso si no dicen sí es también un “no”, que cedan al chantaje que en muchas ocasiones pueden sufrir por parte de sus parejas al decirles un “ya no me quieres” para conseguir tener sexo, en todas esas amenazas veladas que tienen que ver con sentir miedo a que a la otra persona no le parezca del todo bien que quieras parar y entonces te fuerce o que entienda que el “para” es un “sigue” porque ellos entienden que si la tienen dentro es porque en el fondo ellas quieren. Aunque se resistan.

Maravilloso, ¿no?

Estaría muy bien que se proporcionara a las mujeres herramientas para no sentirse tan solas o tan locas en aquel sitio que es tan solitario, que se nombraran y explicitaran siempre aquellos tramos que pertenecen a las sombras de nuestros deseos y fantasías para que la vulnerabilidad no fuera moneda de cambio y que a su vez se enseñara también a los hombres a construirse de una manera distinta, a preguntar, a hablar, a no dar por supuesto nada, a conocer la anatomía de aquello que están tocando, a no dar por hecho que todo el mundo quiere ser empotrado porque no todas las personas son iguales ni necesitan los mismos recorridos y que por eso (en las cosas de dos o más) hay que buscar siempre el consenso y el pacto. Sería genial que para que alguien nos tratara como una simple cosa en un encuentro sexual tuviera que preguntarnos primero si queremos ser tratados o tratadas como cosas para evitar así dejar cadáveres emocionales a nuestro paso, que no se diera por presupuesto el consentimiento cuando se trata de interactuar con otro ser humano.

Ojalá alguien nos enseñara todo esto más pronto que tarde para no tener que aprenderlo a base de palos vitales.


Compartir

21 opiniones en “¿Por qué nadie lo llama de manera alguna cuando quieren decir «sexo»?”

Tu mirada COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad

  1. Hi there, just became aware of your blog through Google, and found that it is truly informative. I’m gonna watch out for brussels. I will appreciate if you continue this in future. A lot of people will be benefited from your writing. Cheers!

    https://agustinperalt.es/

  2. After I originally commented I clicked the -Notify me when new feedback are added- checkbox and now every time a comment is added I get four emails with the identical comment. Is there any method you possibly can remove me from that service? Thanks!

    https://aa-abogados.com/

  3. Hi just wanted to give you a quick heads up and let you know a few of the pictures aren’t loading properly. I’m not sure why but I think its a linking issue. I’ve tried it in two different browsers and both show the same results.

    https://aa-abogados.com/

  4. Fantastic goods from you, man. I have understand your stuff previous to and you are just extremely excellent. I actually like what you have acquired here, really like what you are saying and the way in which you say it. You make it entertaining and you still take care of to keep it wise. I can’t wait to read far more from you. This is actually a wonderful site.

    http://www.segurosmedicosmiami.com/

  5. The subsequent time I read a weblog, I hope that it doesnt disappoint me as a lot as this one. I imply, I do know it was my option to learn, but I truly thought youd have one thing attention-grabbing to say. All I hear is a bunch of whining about one thing that you can repair should you werent too busy looking for attention.

    https://www.ancesa.com/