Un mes para defender España
La Mirada de Hugo Martínez Abarca

Un mes para defender España

Este domingo empieza una larga fase en la que defender la España europea, democrática e ilustrada frente al odio y la mugre.
26 abril, 2019
Hugo Martínez Abarca
La participación será clave en el resultado electoral
  • Elecciones nacionales

La Mirada deHugo Martínez Abarca

Un mes para defender España

Hugo Martínez Abarca
Compartir

Hoy termina la campaña electoral de las generales. Hoy falta un mes para las elecciones municipales y autonómicas. A juzgar por las colas en Correos y la audiencia de los debates va a haber una alta participación. No es fácil saber qué parte se debe al voto ilusionado, que sólo ha conseguido activar la extrema derecha, o la asunción por parte de los españoles de que la ciudadanía implica algunas responsabilidades y que en las elecciones de este domingo y de dentro de un mes tenemos que defender una España democrática, decente, justa y libre; y si no la defendemos la podemos perder.

Probablemente desde el matrimonio homosexual los españoles tomamos conciencia de que, por fin jugábamos en otra liga, de que las movilizaciones reaccionarias eran intensas pero mostraron una España que por fin se sacudía la mugre. Zapatero fue valiente apostando a la modernidad de España: fue valiente y patriota. Por aquel entonces el Partido Popular organizaba manifestaciones contra la igualdad (el matrimonio libre e igualitario iba a acabar con la familia, perseguía a los heterosexuales) y por la unidad de España que entonces ya estaba al borde de la ruptura (el Estatut rompía España y Zapatero estaba vendiendo España a la ETA).

Tenemos en nuestra mano contar al mundo que España es un país europeo e ilustrado, moderno y democrático que conquista derechos.

Nada nuevo bajo el Sol. Aquellas campañas de la mentira y el odio lideradas por los dirigentes de la corrupción, Rajoy, Acebes y Zaplana, fueron un fracaso parcial. El PP no consiguió atraerse a una mayoría de españoles, porque España ya no era eso. Tuvo que pasar a simular una moderación y modernidad para ganar unas elecciones. Sólo consiguieron que el Constitucional tumbara un Estatut votado por los catalanes y que permitía el encaje de Cataluña en la España autonómica y así creó el PP un gran problema para la unidad de España cuando se había conseguido una difícil solución para otros treinta o cuarenta años.

Andamos cerca de aquella situación, con una diferencia: la potente irrupción de la extrema derecha impide que el PP se disfrace de moderado y demócrata en bastante tiempo. El Partido Popular de Pablo Casado se va a hundir el domingo pero es posible que aún así gobierne de la mano de Vox (que va a sacar un enorme resultado) y Ciudadanos (que también se desinfla). Y si se hunde y además no gobierna es probable que más temprano que tarde se fusione con Ciudadanos (la operación «Una papeleta» defendida hace un año por Cayetana Álvarez de Toledo). No se producirá en bastante tiempo ese giro deseable hacia la democracia y los derechos y libertades, dado que desde fuera los controlará Vox, rescatando para las esencias sin complejos las fugas de la derechita cobarde.

El domingo es la primera etapa para evitar que nuestros hijos y nietos vuelvan al país rancio, grasiento y turbio que tuvieron que sufrir nuestros padres y abuelos.

El domingo es la primera etapa de una carrera que seguramente va a ser larga y que afortunadamente tendrá su centro de operaciones en las urnas. Más nos vale sembrar España de gobiernos decentes, democráticos, que apuesten por la justicia social, los derechos humanos y las libertades. Tenemos en nuestra mano lanzar al mundo el mensaje nítido de que España no es ese país de odio y mugre que lanza la cabra desde el campanario sino un país europeo e ilustrado, moderno y democrático que conquista derechos y no está dispuesto a que nuestros hijos y nietos vuelvan al país rancio, grasiento y turbio que tuvieron que sufrir nuestros padres y abuelos.


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad