Los guapos no violan
La Mirada de Roy Galán

Los guapos no violan

Ante una supuesta violación cometida por Cristiano Ronaldo, el periodista José Ramón de la Morena dijo que no se imaginaba al futbolista violando, ni en ese apretón, ni en esa necesidad.
2 noviembre, 2018
Roy Galán
Fotograma de la película 'American Psycho' (2000).
  • Violencia Machista

La Mirada deRoy Galán

Los guapos no violan

Roy Galán
Compartir

Hace unos días el periodista de Onda Cero, José Ramón de la Morena, ante una supuesta violación cometida por Cristiano Ronaldo, dijo que no lo veía, que en todo caso habrían violado a Cristiano de lo guapo que es, pero que no se imaginaba a Cristiano violando, ni en ese apretón, ni en esa necesidad.

Esto, por desgracia, no es un hecho aislado: esto se llama cultura de la violación.

Lo mismo argumentaba una testigo por parte de la defensa en el juicio de La Manada, la cual dijo que ellos eran simpáticos, que ligaban, y que no tenían necesidad de violar a nadie, que tenían éxito con las chicas en general y que transmitían buen rollo.

“Estereotipamos la figura del violador en el imaginario común para separarlo de nosotros”.

Es increíble que sigamos alimentando esa narrativa de que los violadores son una especie de seres indeseables que salen de las alcantarillas cada X tiempo para violar a una mujer porque no aguantan más. Según este relato, los únicos que violan son los feos porque no ligan y que por eso tienen apretones incontrolables. Esos pobres hombres que no tuvieron cariño de pequeños y ahora son unos “locos” desaprensivos.

Seguimos así estereotipando la figura del violador en el imaginario común para separarlo de nosotros, para alejarlo, para no pensar que puede estar aquí y ahora a nuestro lado, cuando en realidad se ha demostrado que la mayoría de los violadores conocían a sus víctimas con antelación, para no sentir que convivimos con ellos.

Las violaciones no tienen que ver con una necesidad sexual, porque las violaciones no tienen que ver con el sexo, el sexo se utiliza para ejercer poder, porque las violaciones tienen que ver con una demostración de fuerza muy específica.

El violador viola para demostrar que puede violar.

Y por supuesto que no hablamos de todos los hombres. Es significativo que haya que aclarar una y otra vez hasta la extenuación que no todos los hombres violan (not all men). Claro que hay hombres que no violan, pero si en este país una mujer denuncia una violación cada cinco horas y sabemos que no todas denuncian por miedo a represalias públicas y que no es el mismo hombre el que viola a todas las mujeres, podemos concluir que es algo que sucede mucho.

“Han plantado la idea de que las mujeres son cosas a las que se puede acceder sin más”.

De hecho, la violencia machista ha sido considerada como una pandemia según la OMS.

Y esa violencia machista se ejerce sobre los cuerpos objetivizados de las mujeres porque alguien ha plantado la terrible idea en nuestra cabeza de que las mujeres son cosas a las que se puede acceder sin más.

Las mujeres no son cosas y sus cuerpos no están a nuestra disposición.

Esto no es un buffet ni una barra libre.

Todos y todas tenemos una grandísimas responsabilidad con no seguir promoviendo la cultura de la violación, con no perpetuar esa afirmación de que un hombre guapo, con pareja, con dinero, simpático, que siempre saluda, no puede violar a nadie, con no continuar responsabilizando a las víctimas de las violaciones cuestionando sus estilos de vida, su ropa, su felicidad o infelicidad después de sufrir una violación, o si cerró las piernas los suficiente, o se resistió lo bastante como para no pensar que se trataba de un jolgorio juvenil.

Necesitamos formación específica de los miembros del sistema judicial para no contribuir a ese calvario que ha de ser que te violen y que tengas que demostrar que no querías ser violada y que aún así se te juzgue a ti por provocar, por ir sola, por ir bebida o por ser educada.

Necesitamos dejar de decir que los guapos no violan, que no tienen necesidad o de que a “esa” no la viola nadie porque es muy fea.

Las violaciones no tienen que ver con la belleza.

De hecho tienen que ver con todo aquello.

Que es contrario a la vida.


Compartir

Una respuesta a “Los guapos no violan”

Tu mirada COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad

  1. No es necesario pasar por un quirófano para realizar una operación de agradamiento. No hay que utilizar ningún aparato que aumenta el riesgo de sufrir algún accidente que perjudique al pene. Componentes del Producto. Con exactitud solo los fabricantes pueden saber todos los ingredientes que conforman Titan Gel , ya que se guarda con gran recelo para que la formula no sea copiada, no obstante, hay ciertos elementos que si se han relevado. http://elmacho.xyz/titan-gel-para-hombres-ubicados-en-espana-existen-testimonios-y-opiniones-del-producto-de-como-usarlo-y-como-adquirirlo#7 No noto especialmente un alargamiento del pene, pero si es cierto que tras hacer medidas me da la sensación que tiene unos 3 cm. más. Quizás sea debido a la propia potencia más que un alargamiento real. Aumento de la autoconfianza debido a la robustez y dureza conseguida. Solo llevo 3 semanas, pero por lo que he notado, ya merece la pena su coste. Y mucho. Y no podía haberlo sabido de ninguna forma, pues si quieres comprar Titan Gel en Mercadona, sencillamente no está.