Descienden las víctimas de acoso escolar y aumenta el ciberbullying en España

Descienden las víctimas de acoso escolar y aumenta el ciberbullying en España

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), España es uno de los países donde más se practica el ciberacoso.
5 enero, 2019
Laura M. Coronel
  • Educación

Descienden las víctimas de acoso escolar y aumenta el ciberbullying en España

Laura M. Coronel
Compartir

Según el  ‘III Estudio sobre el acoso escolar y el ciberbullying según los afectados’ presentado por la Fundación ANAR y la Fundación Mutua Madrileña el número de casos de acoso escolar en España ha disminuido, aunque crece la frecuencia del acoso y el ciberbullying.

Uno de cada cuatro casos de acoso escolar es ciberacoso y la edad media a la que suelen empezar a practicarse es a los 13 años años. Las chicas sufren más este tipo de abusos (un 70% frente a un 30%) y la red social más utilizada para los acosadores es WhatsApp (81%).

Mayor crueldad y frecuencia

La frecuencia y la intensidad del acoso ha aumentando en casi la mitad (49,2% del total) de los casos atendidos y contrastados. El 13% de las víctimas de los casos atendidos tuvo que cambiar de centro educativo, duplicando el porcentaje del año anterior. Además, el 57,5% se quedaron sin amigos desde que comenzaron a sufrir el acoso.

Los actos violentos que más se han incrementado son aquellos que hacen más daño físico y moral a las víctima. La agresividad verbal sigue siendo la acción violenta más habitual por parte de los agresores, en tres de casa cuatro casos se producen insultos. La agresión física ocupa un 51,6% de las agresiones (patadas, puñetazos, golpes) siendo también muy habituales las agresiones físicas “leves” (empujones, escupitajos).

En cuanto a la duración, en un 40,6% de los casos persiste durante más de un año y en un 39,0% entre un año y un mes. Continúa siendo reiterativo y de
larga duración.

1 de cada 4 casos es ciberbullying

Debido al auge del uso de redes sociales en los últimos años cada vez a más temprana edad, el ciberbullying obtiene cada vez más fuera. Los acosadores utilizan las nuevas tecnologías para humillar y amenazar a sus víctimas, ya sea en dichas redes, en foros, chats, blogs, etc. Causan otro tipo de daño a las víctimas, como la vulneración de su privacidad sin contar con su consentimiento. Sumado a que el número de ‘espectadores’ en este tipo de acoso es mucho mayor debido a la viralidad de las nuevas tecnologías supone un grave daño emocional.

El 70% de las víctimas del ciberacoso son mujeres, siendo sus agresores un 30.3 % varones y un 42,1% mujeres.

Provocan graves problemas como ansiedad (79,5%), aislamiento (79,5%), miedo (64,6%) e incluso intento de suicidio o autolesiones (10.1%).

Motivos de acoso escolar en ciberbullying

Los motivos principales se encuentran en las características diferenciadoras de las víctimas y en la diversión y agresividad de los propios acosadores.

Se añaden además otros motivos que tienen relación con las relaciones sociales propias de adolescentes, que derivan en conflictos o disputas:  discusión con amigos (18,0%), color de la piel, cultura o religión (16,4%), problemas sentimentales (16,4%), aficiones (11,5%). Entre el resto de motivos situacionales destacan problemas psicológicos de la víctima (8,6%) y agresiones por orientación sexual (7.2%).

El papel de los profesores

Aumenta el conocimiento de los casos de acoso escolar por parte del profesorado educativo y el número de víctimas que confiesa los hechos ante ellos.  En el caso de acoso escolar un 85% de profesores conocían la situación. En relación con el ciberbullying, era conocido por un 81%.

Pero pese a estas cifras, un gran porcentaje de los profesores no reaccionaron ante la violencia(48% en casos de acoso y 34% en caso de ciberbullying).

Ante estos datos la Fundación Mutua Madrileña y la Fundación ANAR consideran necesario detectar el bullying desde sus primeras e inadvertidas etapas haciendo especialmente hincapié en la prevención, así como centrarse en la sensibilización y toma de conciencia entre profesores y familiares y crear un protocolo de carácter estatal contra la violencia escolar.

El teléfono de ayuda contra el acoso escolar es el 900 018 018 y es gratuito para todos aquellos niños que deseen pedir auxilio mediante la vía telefónica. Y no solo para menores: también para padres y tutores y educadores

 


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad