Menores inmigrantes: 200 plazas para entre 7.000 y 11.000 niños
Invitado

Menores inmigrantes: 200 plazas para entre 7.000 y 11.000 niños

La Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales critica por insuficiente la "subvención" de 38 millones euros de las CCAA.
6 noviembre, 2018
Jose A. Cano
Foto: Pedro Armestre/Save The Children.
  • Migraciones

Menores inmigrantes: 200 plazas para entre 7.000 y 11.000 niños

Jose A. Cano
Compartir

Los menores inmigrantes no acompañados o MENAs llevan meses desbordando el sistema de servicios sociales de las comunidades autónomas. La pasada semana el Consejo de Ministros aprobó una partida especial de 38 millones de euros para las CCAA que desde el sector de los servicios sociales consideran insuficiente: se creen 200 plazas nuevas para un censo en el que se calculan entre 7.000 y 11.000 niños y los datos utilizados “no responden a la realidad”.

La Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales ha criticado duramente las medidas tomadas por el Ejecutivo y aprobadas en el último Consejo de Ministros por considerar que “no pueden ser más desalentadoras”. Que entre todas las autonomías “ni siquiera se haya alcanzado la cifra de 200 plazas” cuando solo Andalucía en los últimos meses ha acogido a 3.000 es “indignante” en tanto otras regiones “no han ofrecido ni una sola plaza”.

El Gobierno calcula 11.100 menores no acompañados, los directores de servicios sociales creen que los datos “no responden a la realidad”.

Lo cierto es que los datos de esta asociación son incluso optimistas: el Gobierno calcula un total de 11.174 menores extranjeros solos, la gran mayoría de ellos en Andalucía, donde hay 5.721. Todo esto según la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, en comparecencia parlamentaria.

Los directores de servicios sociales recuerdan al Gobierno que “la inmigración es una competencia estatal, dentro de los parámetros de la Unión Europea” y debe ser asumida como tal “también cuando las personas inmigrantes son menores de edad no acompañados”. Por eso critican que el Gobierno no asuma el coste de dichas operaciones sino que “pretenda resolverlo con ‘subvenciones'” a las CCAA.

El BOE publicó con fecha 30 de octubre el Real Decreto 1340/2018, de 29 de octubre, por el que se aprueba la distribución de los 40 millones de euros que el Gobierno Central destina, en concepto subvención, a las CCAA para atención a menores extranjeros no acompañados, los llamados MENAs.

Advierten que la recuperación del servicio militar obligatorio en Marruecos estaría animando a muchos jóvenes a salir del país.

La cantidad de 38 millones, según anuncio el Gobierno, se distribuirá en función del número de menores migrantes solos que cada administración haya asumido desde el 31 de diciembre de 2017 hasta septiembre de 2018. Los 2 millones restantes serán para cubrir gastos derivados de la atención en aquellas comunidades que sufran un incremento estacional.

El presidente de la asociación de directores de servicios sociales, José Manuel Ramírez, en todo caso recuerda que “hay evidencias de que los datos que se manejan a nivel oficial y que el propio Decreto 1340/2018 utiliza para la distribución de las subvenciones, no responden a la realidad”. Piden que tanto la Fiscalía como Policía Nacional y las CCAA “cumplan con rigor con el registro de menores inmigrantes”, ya que “hay evidencias de que los datos que se manejan a nivel oficial no responden a la realidad”.

También apuntan a que el pico de llegada de menores inmigrantes no acompañados “tiene mucho que ver con la situación en Marruecos”, en especial “por la comunicación del regreso del servicio militar obligatorio” que anima a cientos de jóvenes a salir del país. Por eso piden “una acción exterior efectiva de nuestra diplomacia con Marruecos para analizar la situación que se está generando” y “poner medidas en origen que eviten este éxodo”.


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad