Siete preguntas machistas a mujeres de éxito

Siete preguntas machistas a mujeres de éxito

Las preguntas machistas realizadas a Ada Hegerberg tras la entrega del Balón de Oro 2018 nos han hecho recordar lo frecuentes que son en los medios de comunicación.
5 diciembre, 2018
Tania Brandariz
La futbolista Ada Hegerberg, delantera del Olympique de Lyon, recibe el Balón de Oro 2018. Foto: Europa Press.
  • Igualdad

Siete preguntas machistas a mujeres de éxito

Tania Brandariz
Compartir

Las preguntas machistas realizadas a Ada Hegerberg tras la entrega del Balón de Oro 2018 este martes nos han hecho recordar lo frecuentes y extendidas que están en nuestros medios de comunicación.  ¿Sabes hacer twerking?, le preguntaban, después de haber recibido el mayor título futbolístico a nivel individual del mundo.

¿Qué ocurriría si a un deportista, un actor de Óscar o un escritor de renombre le preguntasen, sin complejos, por su aspecto físico? ¿O por la conciliación familiar? ¿O por sus dotes bailando reguetón? ¿Te imaginas, en una noche de celebración de un éxito profesional, que se le preguntase a un hombre por su ropa? ¿Alguna vez hemos escuchado a un periodista, en una entrevista, preguntar a un político por su voluntad de ser padre?

Las mujeres, cuando triunfan, nunca triunfan sin más. Siempre triunfan acompañadas de su belleza, el look, su inteligencia -en entredicho-, la docilidad, la maternidad o la necesidad de tener un hombre al lado como premisa para su realización personal y a veces, parece que hasta profesional. Hemos recogido siete situaciones absurdas en las que ‘periodistas’ han arrojado preguntas que, además de machistas, rozan lo ridículo.

“¿Puedes darte la vuelta y hablarnos de tu look?”

La tenista canadiense Eugenie Bouchard acababa de aplastar a su contrincante en el Open de Australia de 2015.  Y el periodista, ni corto ni perezoso, creyó que lo importante era saber los detalles de su outfit. Así, le pidió que hiciera una pirueta para mostrar su minifalda y el top. Bien, vale. Ahora visualiza esta misma pregunta a un hombre y para más señas, en las mismas circunstancias. ¿Qué?

“¿Por qué no sonríes?”

A Serena Williams también le preguntaron, tras un partido -y con un cansancio encima que ni pa qué- que por qué estaba tan seria. Se supone que las mujeres tenemos que sonreír siempre, ¿No? ¿Por qué no sonríes, Serena, aunque no te apetezca un comino hacerlo? Quizás tenía algo que ver que fuese por la noche y que la mujer estuviese cansada. O quizás -y solo quizás- no le apetecía hacerlo.

“¿Qué buscas en un hombre?”

¿Qué buscas en un hombre?“, le preguntaban a Rihanna en un encuentro con la prensa. ¿Ah…que tengo que buscarlo?

“Relaciones inestables, matrimonios sin éxito”

“A pesar de haber tenido relaciones inestables toda su vida, matrimonios sin éxito y a pesar de la ocupada vida de la estrella, la bella actriz americana de Hollywood, Drew Barrymore, ha decidido interpretar el papel más crucial de su vida, el de ser madre“. Duras declaraciones. Lo sorprendente es que siendo una fracasada y no triunfando en el amor se le haya dado, ahora, por la maternidad. La antesala de una mala madre, vaya.

¿Y el traje ajustado?

En una entrevista en televisión, a Scarlett Johansson, la Viuda Negra de ‘Los Vengadores’, le preguntaron por su traje ajustado. Ficción, como en su papel. Pero en la vida misma.

“¿Podrías resolver una operación de cálculo como Amy?”

A Mayim Bialik, actriz en The Big Band Theory, también le dijeron que seguro que había mucha gente que tenía que pensar que podía resolver una operación de cálculo en décimas de segundo, como Amy. Vaya…¿Que habías supuesto que no era tan… lista? Pues toma neurocientífica.


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad